La Policía Nacional, avanza en un proceso de investigación, en los ámbitos disciplinario y penal militar y policial, frente a la muerte de Harold David Morales Payares, ocurrida el lunes 24 de agosto, en el sector de Casas Caídas, en el barrio San Francisco, nororiente de la ciudad.

Con total contundencia, avanzamos en un proceso de investigación objetivo, contando con las evidencias y testimonios de la comunidad y de policías que conocieron el caso, lo cual conducirá a tener certeza de lo ocurrido.

“Versiones de vecinos del sector, familiares y testigos, junto a los policías que participaron en este hecho, están aportando información dentro de la investigación. Los resultados serán presentados por la Inspección General de la Policía Nacional”, puntualizó el señor brigadier general Henry Armando Sanabria Cely, comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena de Indias. “La Policía Nacional garantiza siempre el respeto a los derechos humanos, y por supuesto la imparcialidad en las investigaciones y la búsqueda de la justicia y la verdad”, afirmó el alto oficial.

LA FAMILIA AGUARDA LOS RESULTADOS

La familia del joven futbolista ha manifestado que aguarda los resultados de la investigación pues ellos han insistido en que Harold David fue asesinado a manos de un patrullero en una zona enmontada en donde años atrás se registró la falla geológica. Lizeth Payares, madre del joven, aseguró en medio del dolor, que los uniformados llegaron hasta el lavadero donde su hijo trabajaba y con golpes e intimidaciones lo sacaron de allí hasta hacerlo correr por un terreno abandonado y fue allí, según ella, que le habrían disparado por la espalda.

“A mi hijo le dispararon, él no era pandillero, no tenía armas, no tenía antecedentes, era un muchacho sano que jugaba en Cali y había regresado a causa de la pandemia, pero el policía se la montó y llegó al lavadero pegándole enseguida”, expresó la progenitora.

Los vecinos del barrio San Francisco se han unido y han lamentado lo sucedido. Jóvenes del barrio adelantaron una velatón recientemente y manifestaron que aguardan que los resultados de dichas investigaciones arrojen la verdad de lo que ocurrió ese día. “Nosotros esperamos que las autoridades nos digan toda la verdad porque Harold David no era una persona mala y ese patrullero lo asesinó por la espalda”, aseguró uno de los amigos de barriada quien prefirió no dar a conocer su identidad por razones de seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *