En la tarde de este lunes 14 de noviembre el presidente Gustavo Petro convocó una reunión de su gabinete para analizar la grave situación que se presenta en gran parte del país producto de la ola invernal por el paso del fenómeno de La Niña. Como primera medida, el mandatario había declarado el estado de desastre natural por las torrenciales lluvias especialmente en las regiones Andina, Pacífico y Amazónica.

Al término de esa reunión, el ministro del Interior Alfonso Prada anunció tres medidas: la primera es que, a partir de este lunes, se convoca una Sala de crisis “que sesionará las 24 horas, los 7 días de la semana en la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y con apoyo interministerial”.

La segunda medida es la instalación, a partir del próximo miércoles, un Puesto de Mando Unificado  por parte del presidente Petro. Asimismo, el ministro Prada convocó para mañana 15 de noviembre a la junta directiva del Fondo de Atención de Riesgos para aprobar “las asignaciones presupuestales” que ya habían sido asignadas por parte del ministerio de Hacienda y la Presidencia de la República.

Al respecto, Prada señaló que por orden del Jefe de Estadfo, se hará una priorización de los recursos y en ese sentido, se destinen para adquirir ayuda humanitarias en lugares donde la situación es crítica por cuenta del invierno.

“No vamos a permitir que con fundamento en esta situación de desastre y de perturbación en el territorio, tengamos la posibilidad de que los colombianos queden aislados por los fenómenos con desabastecimiento, razón por la cual atenderemos lo primero, como instrucción presidencial, que haya suficiente suministro de alimento para que no haya crisis”, enfatizó el jefe de la cartera del Interior. También dio a conocer que se entregarán kits con frazadas, medicamentos y demás insumos básicos a los damnificados.

Prada también recalcó que desde el PMU que presidirá Petro Urrego el próximo miércoles, se priorizarán los recursos para la reubicación de damnificados en albergues temporales y aquellos que podrían ser destinados para la reconstrucción total de sus viviendas, apuesta que, de acuerdo con él, está contemplado en el Plan Nacional de Desarrollo ‘Colombia, potencia mundial de la vida’ que será presentado el martes 15 ante el Consejo Nacional de Planeación.

La emergencia invernal en cifras

Según reportes oficiales, al 14 de noviembre hay 2236 vías afectadas a causa del invierno, así como 237 puentes vehiculares, 114 puentes peatonales, 321 acueductos y 84 alcantarillados en todo el país. Sobre estos daños, el director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y Desastres —UNGRD- dijo en diálogo con Noticias Caracol que la principal preocupación surge en el campo, pues además del difícil acceso a algunas zonas por deslizamientos, el transporte de alimentos para evitar desabastecimientos en las ciudades se vuelve más difícil.

“Hay una preocupación muy grande en el país en este momento frente a esa situación porque ha tenido implicación en el campo, no solamente el daño y las pérdidas principalmente de los campesinos, de donde proviene nuestra comida, sino que adicionalmente no estamos garantizando que lleguen productos a las ciudades”, sostuvo el funcionario. En esa medida, señaló que desde el Gobierno nacional se han predispuesto los recursos para rehabilitar el paso vial en zonas donde se requiere con urgencia la remoción de escombros.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *