En firme ha comenzado el proceso de Revocatoria en la ciudad de Cartagena, ante el caos, la la anarquía y el desmadre que se vive día a día y que evidencia, según los representantes del comité, la falta de gobernabilidad en una ciudad que está sumergida en un abismo que aún no conoce fondo.

El representante del Comité de Revocatoria, Rodolfo Díaz Wrigth

Los hechos lamentables en los que se sustenta dicho proceso están relacionados principalmente con el pésimo manejo que se le ha venido dando a la crisis de la segunda ola del covid19 que afecta a la ciudad y que la tiene en un número de contagios que llega a estar por el orden de los 12.000 y más de 100 muertos, nada más en el mes de diciembre.

Miembros del comité en diálogo con ESOVA NOTICIAS coincidieron en señalar que es preocupante lo que ha venido ocurriendo con un gobierno indolente ante las víctimas y el hecho de que el mandatario distrital decidiera abrir las puertas de la ciudad en un momento en el que se necesitaba mantener la guardia arriba ante la arremetida del virus. “Los gremios impusieron su voluntad y el alcalde descuidó totalmente la ciudad. Esto demuestra que no está gobernando para los cartageneros”, precisan y añaden que en este momento la ciudad es un verdadero caos donde impera el SÁLVESE QUIÉN PUEDA.

El manejo de la crisis del Covid19 en esta segunda ola ha sido uno de los ejes de la Revocatoria

A esta grave preocupación se le ha venido sumando el pésimo manejo que se le ha venido dando a la reapertura de Playa Blanca y la necesidad que tienen los nativos para trabajar y ganarse el pan de cada día. El desorden deja entrever, señalan, que hace falta un plan de acción bien estructurado y un trabajo armónico con la administración.

La anarquía, entendida como la ausencia de un poder público, en la que se encuentra en este momento la ciudad ha dado muestras fehacientes de falta de autoridad en sectores como Bocagrande y La Boquilla. En la primera zona, la movilización diaria de personas hacia Tierrabomba sin medidas de bioseguridad es una preocupación constante por parte de los vecinos que llenan las redes sociales de fotos y videos de dichas acciones irresponsables.

En el corregimiento de La Boquilla, entre tanto, los nativos se vieron sorprendidos con un concierto de música electrónica a donde llegaron varios vehículos y cientos de personas que daban muestra de que poco o nada les interesaba aquello del contagio del virus. Los boquilleros no dudaron en montar videos y fotos de dicho evento en el que la administración deja entrever que poco o nada le interesa la población.

A estos múltiples problemas, señalan los miembros del comité de Revocatoria, se les adicionan la pésima movilidad de la ciudad que está sin control. “No hay guardas de tránsito y los pocos que están trabajando lo están haciendo en el Corredor de Carga”, precisan. La preocupación es una constante para un Comité que no oculta que el trabajo de Revocatoria está muy bien sustentado y ha comenzado el año con paso firme.

El comienzo de año evidencia la consolidación del Comité de Revocatoria que ya está conformado. En estas dos primeras semanas del año, quedará inscrito, con todos los requisitos de ley. Para finales del mes de enero se comenzará la recolección de 35000 firmas. “Esperamos que se complete en dos meses y, para mediados de mayo, creemos que se estará dando el gran evento de revocatoria, en donde los cartageneros podremos, una vez más, mostrar nuestra capacidad de sobreponernos y salir adelante en las adversidades”, concluyeron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *