El Centro de Investigación de la ESE Clínica Maternidad Rafael Calvo liderado por el especialista en medicina maternofetal Dr. Jezid Miranda, en conjunto con el Dr. Miguel Parra-Saavedra de la Clínica General del norte en Barranquilla, investigadores nacionales de siete ciudades del país y del Texas Children Hospital, de Houston, Estados Unidos, realizó por primera vez en Colombia un estudio del impacto en la salud mental de las embarazadas de la pandemia del COVID 19.

Miranda fue quien coordinó la ejecución de esta investigación multicéntrica en instituciones de salud de siete ciudades del país, el cual incluyó a 1021 embarazadas de Cartagena, Barranquilla, Pereira, Cúcuta, Sincelejo, Cali, Valledupar y Bogotá.

El estudio ha sido publicado este 16 de agosto en la revista científica International Journal of Obstetrics & Gynaecology. El objetivo del mismo fue evaluar el impacto clínico, los efectos psicológicos y el conocimiento de las embarazadas durante el brote de COVID-19, ya que actualmente, existe incertidumbre y preocupación sobre las consecuencias maternas y fetales de la infección por SARS-CoV-2 durante el embarazo.

Los investigadores realizaron una encuesta web transversal que incluyó a mujeres embarazadas y quienes fueron evaluadas durante la fase de mitigación de la pandemia de SARS-CoV-2 entre el 13 de abril y el 18 de mayo de 2020. Las preguntas evaluaron datos demográficos, de conocimiento, síntomas psicológicos y actitudes con respecto a la pandemia de COVID-19.

En total, se reclutaron 1.021 mujeres embarazadas en todo el país, que revelaron que las consecuencias psicológicas de la pandemia en nuestras embarazadas han sido impactantemente altas: el 50,4% de toda la cohorte informó síntomas de ansiedad, el 49,1% insomnio y el 25% de ellos informó síntomas depresivos.

Además, el estudio evaluó los conocimientos de las embarazadas sobre el virus, dejando claro que las mujeres embarazadas tienen poca información sobre el impacto que puede tener el virus en el embarazo. Las mujeres mal informadas tenían más probabilidades de ser más jóvenes, estar afiliadas al régimen subsidiado y con menor nivel educativo.

Este es el primer estudio colombiano que ha mostrado el impacto que ha tenido la pandemia en el embarazo, y es relevante porque incluyó a mujeres de todo el país. El gerente de la ESE Clínica de Maternidad Rafael Calvo, Julio César Luna, se mostró altamente satisfecho por este logro alcanzado a nivel internacional y dijo que todo ello obedece al empoderamiento que se tiene en el Centro de Investigación Materno de la clínica.

Resaltó que es la primera vez que se realiza un estudio de esta naturaleza en América Latina y estas investigaciones demuestran la vocación de gestión del conocimiento que se tiene en la Maternidad, que buscan generar nuevas alternativas de conocimiento y nuevas posturas con relación a esta pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *