Fraude procesal, falsedad ideológica y prevaricato serían las conductas punibles que investiga la Fiscalía en las cuales presuntamente habrían incurrido los responsables de elegir a los docentes en el Concurso de Méritos de la Facultad de Economía, en la plaza 006 de la Universidad de Cartagena.

Ayer precisamente se conoció el fallo del Juez Cuarto Municipal de Pequeñas Causas Laborales, Isaac Henriquez Urueta quien después de admitir, suspender, tramitar una acción de tutela en contra del Alma Máter por la presunta vulneración de derechos fundamentales de un aspirante dentro del concurso público de méritos para la vinculación de docentes.

El juzgado emitió fallo en donde luego del análisis de todo el material probatorio que incluyó el estudio de los soportes de las hojas de vida de los aspirantes de dicha plaza y que además sustentaba los puntajes asignados tomó la decisión de compulsar copias a la Fiscalía General de la Nación para que se investiguen las presuntas conductas punibles. Lo anterior, se aclara, son delitos en los que pudieran estar inmersos funcionarios de la Universidad de Cartagena.

SE REFUTÓ LA RESPUESTA

El seguimiento realizado por este portal informativo a la mencionada acción de tutela, encontró que el accionante refutó ante el juez la respuesta entregada por la Universidad de Cartagena, tras alegar la asignación de puntajes en favor de dichos aspirantes, por publicaciones que no son científicas, acorde a lo establecido por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (Minciencias) y Publindex, máxima autoridad en Colombia en el tema científico.

Pese a lo anterior, el juez argumentó que dicha discusión requiere de un debate probatorio más amplio que no puede darse en el escenario de la acción de tutela por su carácter sumario, sugiriendo la Jurisdicción Contenciosa Administrativa.

A pesar de que se declaró la carencia actual por hecho superado respecto al derecho fundamental de petición y debido proceso invocado por el aspirante en el entendido que la universidad finalmente tuvo que responder de fondo con claridad y precisión un derecho de petición del aspirante en los que solicitaba que le entregaran el estudio de los hojas de vida y asignación de puntajes, a lo cual el Alma Máter se negó por decir que era reservado. Este hecho generó suspicacia en el aspirante afectado y lo conllevó a presentar la acción de tutela.

Consultado con el veedor Erick Urueta Benavides quien ha acompañado al aspirante en este proceso manifestó que no descansará hasta demostrar las irreguaridades que se dieron dentro de este concurso docente en la Facultad de Economía, por lo cual, coadyuvará la denuncia penal ante la Fiscalía General de la Nación para que se repare el daño antijurídico causado al Estado y al aspirante.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *