NOTA EDITORIAL

EL SINDROME DE GRISELDA BLANCO

Un síndrome es un conjunto de síntomas que suelen ocurrir juntos y que caracterizan a una enfermedad o afección particular. Estos síntomas pueden ser físicos, mentales o una combinación de ambos. Los síndromes son generalmente identificables por patrones recurrentes de signos y síntomas que se observan en personas con una condición médica específica.

Recientemente por la serie de Netflix llamada GRISELDA BLANCO, donde se manifiesta toda la vida de la quien fuera una de las narcotraficantes más violentas en la década de los 70 y parte de los 80, el dr Mark Webber descubrió un análisis forense de la personalidad de este tipo de personas y le llamó el Síndrome de Griselda Blanco. En el documento no oficial, el dr Siquiatra de la Universidad de Maine en Estados Unidos, destaca que este tipo de personas sienten paranoia y sienten que siempre alguien los va a traicionar, en la serie se ve claramente que la protagonista desencadena una serie de asesinatos sistemáticos, por la simple suposición de que son traidores, llegando a un estado de paranoia colectiva, pensando que todo el que se acerca a ella puede ser su enemigo.

En Siquiatría Forense se analizan conductas del ser humano en su actuar criminal (BAU, por sus siglas en inglés), utiliza conocimientos en psicología, sociología y criminología para entender la mente de los criminales y prevenir crímenes futuros. En el caso que nos ocupa manifiesta el Dr. Webber que este tipo de síndromes, asocian el poder con el crimen, y cumplen a cabalidad su cometido, cueste lo que cueste.

El análisis nos lleva a entender que las personas consideradas “enfermas de poder” a menudo muestran comportamientos como la manipulación, la falta de empatía, la búsqueda constante de control y la disposición a utilizar tácticas coercitivas para alcanzar sus objetivos. Este tipo de comportamiento puede tener un impacto negativo en las relaciones interpersonales, en el entorno de trabajo y en la sociedad en general. En el mundo criminal es común este tipo de personas, además de que acuden a la muerte como una estela de demostración de poder, de esta manera ejercen un temor colectivo, el cual trasciende incluso a las autoridades. Casos como estos han sido estudiados a lo largo del tiempo en la Psiquiatría y Sicología Forense, manifestando el mismo patrón de conducta, de los delincuentes, añade el Dr. Webber.

Incluso en la política, hay criminales camuflados que tratan de ejercer su poder a través de la “muerte intangible”, cuando tratan de sacar de lado a su contrincante, con la llamada “muerte política”. El caso más visible es el de Donald Trump en los Estados Unidos, quien ha sido víctima de cualquier cantidad de ataques, para que no aspire nuevamente a la presidencia de los Estados Unidos, sus contradictores lo ven como un contendor fuerte, y por eso tratan de acabarlo jurídicamente, y así hay muchos casos en el mundo. Añadió Webber.

El dinero corrompe todo – Dice Webber- y de esta manera los delincuentes tratan de manipular a sus contendores, sobornan, coaccionan incluso a las autoridades, por este motivo es que muchas veces las autoridades, aunque saben dónde están los bandidos, no hacen nada, porque están untados de soborno y tienen una bala en el ojo y el dinero en el otro…EL síndrome de Griselda, aunque ha sido estudiado en otras ocasiones, lo menos común es que esta fue una mujer que puso a temblar a las autoridades de los Estados Unidos de América.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *