Eso Va Noticias

El odio en las redes

Por mucho poder que tengan las redes sociales como Facebook o Twitter, no pueden actuar como quieran. Los mensajes de odio en estos canales son continuos y todo tiene un límite basado en el respeto a los derechos humanos y a no usar la libertad de expresión para cometer delitos. Como eso ocurre, cientos de marcas se han sumado a un boicot a las redes sociales que no frenan estos mensajes de odio y han retirado su inversión en publicidad digital de ellas.

Según informa Dircomfidencial, dos de los últimos casos son Coca-Cola y Unilever. Todo está sucediendo a raíz de la muerte del afroamericano George Lloyd aprisionado por la rodilla de un agente de policía blanco. Lo que desencadenó en primer lugar días y madrugadas de protestas en ciudades de Estados Unidos y el resto del mundo. Bajo el lema ‘Black lives matter‘, no se para de protestar contra la violencia policial racista.

Unas compañías y marcas enseguida se posicionaron a favor de la solidaridad y la concordia, como Nike, marca deportiva que cambió su eslogan ‘Just do it’ por un rotundo ‘Dont’ do it’. Incluso Amazon anunció que paralizaba el uso policial de su reconocimiento facial durante al menos un año.

Sin embargo, la inacción por parte de redes sociales como Facebook o Twitter ha hecho que muchas marcas reaccionen. Lo hicieron en 2017, recuerda Dircomfidencial, igualmente porque YouTube no impedía la emisión de vídeos con contenidos violentos y de odio. Y ahora en 2020 lo vuelven a hacer.

El boicot a las redes sociales, de momento solo en Estados Unidos

Por ahora solo en Estados Unidos, cientos de anunciantes hayan decidido retirar su inversión en publicidad digital en redes sociales como Facebook. Una red social envuelta en más de una polémica: desde compartir datos de usuarios con la consultora política Cambridge Analytica hasta permitir la emisión en directo del ataque contra dos mezquitas en Nueva Zelanda en 2019, cuyo autor lo emitió en streaming a través de su perfil en Facebook.

¿Qué marcas han anunciado la retirada de inversión publicitaria en redes sociales?

La lista es larga y engloba a compañías de todo tipo como las relacionadas con ropa, moda y calzado (Eddie Bauer, The North Face o Patagonia), las telecomunicaciones (Verizon), las bebidas (Starbucks o Coca-Cola). Estas marcas y otras anunciaron que van a retirar la inversión en publicidad en Facebook desde el mes de julio.

¿Hasta cuándo? «Hasta que esta plataforma no empiece a combatir los contenidos de odio que se vierten en ella cada día», destaca la información de Dircomfidencial.

Coca-Cola retira la publicidad en Twitter durante 30 días

Sin embargo, las nuevas marcas y anunciantes que se unen al boicot a las redes sociales no solo se centran en Facebook. Por ejemplo, Coca-Cola retirará también la inversión de publicidad en Twitter durante por lo menos 30 días.

“Aprovecharemos este periodo para reevaluar nuestras políticas publicitarias y determinar qué revisiones se necesitan. También esperamos una mayor responsabilidad y transparencia de nuestros socios de redes sociales. No hay lugar para el racismo en el mundo y no hay lugar para el racismo en las redes sociales”.

James Quincey, Consejero Delegado de Coca-Cola, según informa Dircomfidencial

Unilever retira su publicidad en Facebook, Twitter e Instagram hasta finales de año

Un paso más allá ha dado Unilever en su boicot a las redes sociales. La compañía propietaria de marcas como Dove, Axe o los helados Magnum va a retirar su publicidad en Facebook, Twitter e Instragram (propiedad de Facebook) hasta finales de año «como mínimo».

«Esta multinacional trasladará los presupuestos publicitarios asignados a las plataformas hacia otros medios, por lo que su inversión en compra de medios no se verá afectada», aclara Dircomfidencial.

¿Este tipo de boicot a las redes sociales les afecta económicamente de verdad?

Nadie quiere sufrir un boicot a su marca, a su negocio. Cuando se produce una crisis de comunicación o un ataque tan directo, enseguida hay que reaccionar, como dicen algunos expertos entrevistados en Marketing Insider Review, con información. En algunos casos, una campaña así puede suponer la ruina.

¿Pero estos boicots a las redes sociales les afecta económicamente de verdad como para que cambien sus políticas de uso? ¿Que grandes marcas como Coca-Cola retiren su publicidad digital hará que redes sociales como Twitter o Facebook vigilen y corten de raíz los mensajes de odio de cualquier tipo?

Como recuerda Dircomfidencial y podemos comprobar cualquiera, realmente no hay un coste económico que las redes sociales no puedan asumir si grandes marcas retiran su inversión en publicidad digital. ¿A Facebook le ha pasado factura el escándalo de Cambridge Analytica? ¿A Twitter le complica la existencia que haya mensajes de odio de todo tipo por parte de tuiteros?

En realidad, no. Aunque marcas de mucho peso retiren su inversión publicitaria, «el grueso de sus ingresos procede de miles de pequeños negocios que invierten cantidades modestas, pero que sumadas todas ellas dan lugar a un negocio multimillonario».

Comparte

Artículos Recientes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *