Los grupos de WhatsApp de Magangué están al rojo vivo luego de escuchar el audio insultante de Jhovanna Barrientos, primera dama de ese puerto, dirigiéndose a Yalianis Campo, jefe de prensa de la alcaldía.

En el audio se puede escuchar que al parecer, la primera dama llamó a la funcionaria y esta no le contestó. Sin embargo, la mujer le devuelve la llamada a Barrientos y de inmediato inician una conversación poco afectiva.

“Hola como estás, te estaba llamando para lo siguiente: mira, cuando Ronald te llama, es porque ya previamente habló conmigo. Ya yo hablé con el alcalde (Carlos Cabrales), referente al tema de los pendones y ellos van a ir en las actividades del alcalde, gústele a quien le guste y quiero que lo tengas presente. Yo soy la esposa del alcalde te guste o te den tres yeyos”, dice la primera dama.

Luego, aunque la funcionaria trata de intervenir señalando que ella no maneja el programa ‘El Progreso es Contigo’ (antes Revolución del Pavimento), la esposa del Cabrales insiste en que sí y que incluso lo coordina.

“Tú eres la que lo organiza, entonces por favor te agradezco, siempre estás con una hijueputa cosquillita, oíste. Entonces te agradezco, porque siempre pones un ‘hijuemichica’ pero”, cita un aparte del audio.

Al final de la conversación, Jhovanna Barrientos lanza la expresión, “cuando yo diga una cosa, yo soy la esposa y a ti te importa un carajo…”

Sus atribuciones.

Sin lugar a dudas, este audio de la primera dama de Magangué, deja mal parada a la Administración Municipal, teniendo en cuenta que el cargo de Barrientos es netamente protocolario y que no es de su resorte inmiscuirse en temas administrativos, logísticos o de otra índole.

Así mismo, es importante destacar que el mencionado cargo tampoco da poder o autoridad para emitir órdenes a los funcionarios de la alcaldía.

No es la primera vez

Como se recordará, a principio de año, Jhovanna tuvo dos altercados similares al de ahora. El primero fue cuando le ordenó a los trabajadores del Centro de Convivencia de Magangué que no estacionaran sus vehículos en la entrada, lo cual molestó a la mayoría de los funcionarios.

La segunda vez fue mucho más allá y al parecer se enfrentó con el secretario de Hacienda de la ciudad, con quien presuntamente tuvo una fuerte discusión.

Con esta actitud de la primera dama, quedaría demostrado el rumor de que Barrientos se pasea por la Alcaldía con los humos elevados y dando órdenes como si fuese la alcaldesa.

Lo preocupante de la situación, es que presuntamente, la mujer amenaza a los funcionarios con retirarlos de su cargo si deciden llevarle la contraria en cuanto a sus ‘decisiones’.

Este medio dialogó llamó a la funcionaria implicada en el caso, pero esta señaló que no daría su opinión. De forma similar intentamos hablar con la primera dama, pero esta rechazó las llamadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *