Fotos con antelación en donde la rama de olivo fue remplazada por una fría. Imágenes para el recuerdo con el que se pretendía crear un ambiente de camaradería por parte del alcalde con el Concejo Distrital. En el marco de la instalación del primer periodo de sesiones ordinarias del Concejo Distrital de Cartagena, el mensaje unificado entre la Corporación Edilicia y el Distrito fue trabajar juntos para salvar a Cartagena.

En el imaginario colectivo aún reposan los madrazos del mandatario a los concejales que dan paso a un interrogante que quedará abierto. ¿Cuánto tiempo durará esta luna de miel con el alcalde Dau? Y pese a que existe la necesidad de que se trabaje de manera unificada de cara a los proyectos y demás, el anhelo es que se pase del discurso de instalación a hechos concretos en beneficio de la ciudad.

El presidente del concejo Wilson Toncel Ochoa invitó a sus colegas y al alcalde, a trabajar juntos por Cartagena, con un discurso esperanzador y resaltó el trabajo en equipo que vienen realizando los cabildantes para sacar del caos a la heroica.

Wilson Toncel Ochoa, presidente de la corporación en su discurso dijo: “Recibimos de cada cartagenero que depositó su voto, un voto de confianza y no podemos defraudar la confianza de nuestros electores, los defraudamos si nos quedamos sin ejercer el control político, al que estamos llamados, no podemos dejar que pase el 2021, sin brindar herramientas, alivios, oportunidades, para que cada cartagenero pueda emprender o reactivar su actividad económica de la que deriva su sustento y el de su familia. Habremos defraudado la confianza de nuestros electores, si siguen pasando los días, y no tenemos una ciudad segura, educada, sana y próspera”.

“No me queda más sino decirle a la ciudad, a usted señor alcalde y a mis colegas, que de la mano de Dios, estaré aquí dispuesto a servirle a Cartagena, a este ciudad que me ha visto nacer y crecer, a Dios le pido, sabiduría, inteligencia y fortaleza, no solo para liderar y llevar el orden de este cabildo distrital, sino para ser ese canal, que permita, que entre la administración y concejo, se logre trabajar, procurando el bien de nuestra ciudad” afirmo Toncel Ochoa.

Por su parte la concejal liberal Gloria Estrada, en su intervención dijo: “es el tiempo de unirnos para trabajar por la familia cartagenera, por la parte social e integral que también es una manera de salvar vidas y poder eliminar la pobreza extrema que ha tenido por muchos años la ciudad. Hoy celebramos con amor, bajo el respeto y dignidad, trabajar y luchar para que Cartagena sea la que gane”.

De igual forma, el concejal del partido de la U, César Pión González, recalcó que el trabajo de control realizado por el concejo durante 2020 no tenía otra motivación distinta a la de garantizar que los procesos administrativos tuvieran como principal beneficio la ciudad y no las diferencias políticas que pueda haber entre ambos bandos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *