•Primero acabaste con la ilusión de los cartageneros al comprobar tu ineptitud.•La reacción del pueblo te obligó a desistir de tu desfile en carroza como otra reina.•Procuraduría te volverá hoy a la realidad.

Por Álvaro Anaya Díaz

Hola, William:Cuando regresaste a Cartagena con tu “maleta llena de sueños e ilusiones” –como lo recordaste hace algunas semanas– no pensaste en un instante que para hacerlos realidad se necesitaba de unas condiciones muy especiales que jamás podrás mostrar, a pesar de los tres años que llevas al frente de la Alcaldía de Cartagena: capacidad de trabajo, conocimientos y experiencia en el sector público. Por el contrario, desde tu llegada a la ciudad mostraste unas condiciones que confirmaron de inmediato que tu paso por el Palacio de la Aduana sería un fracaso.

Además de charlatán y vulgar, comprobamos tu incapacidad para orientar y administrar los destinos de la ciudad. Tu supuesta condición de activista anticorrupción se redujo a lanzar improperios –y hasta calumnias e injurias– contra todo el mundo. Tus cortinas de humo trascendieron por el tratamiento a los dirigentes políticos que se robaban el 70% del presupuesto anual de la Alcaldía Distrital. Hoy los cartageneros te preguntan por los $6.6 billones de los años 2020, 2021 y 2022, sin incluir las incorporaciones a los presupuestos, al no ver obras de alguna importancia en Cartagena.

William, tu incompetencia nunca te permitió pensar en grande para Cartagena. Y a tu alrededor jamás encontraste un colaborador con el liderazgo que se necesita para trabajar en la solución de los problemas de una ciudad como Cartagena. Y era lógico, el gabinete distrital fue escogido por ti en cumplimiento de unas políticas tan extrañas y en medio del desprecio por lo nuestro.

De salida fracasaste, porque los funcionarios que trajiste o, mejor, te enviaron desde distintas regiones del país son tan incompetentes como tú. Vinieron en otros planes y sin sueños para sacar adelante proyectos de ciudad. No entendieron que para lograr objetivos y alcanzar metas se requería de la ejecución de los presupuestos en cada una de las dependencias del Distrito. Si no conocían la ciudad como tú, ¿cómo lograr los objetivos del Plan de Desarrollo 2020-2023?

Si lo evalúas comprobarás que las metas están muy por debajo de lo establecido por la Secretaría de Planeación Distrital. Secretarios y directores de institutos descentralizados están dedicados a todo, menos a trabajar por la ciudad. Y dejan enormes dudas en el manejo de los recursos económicos.Como tú sueño era desfilar en una carroza como cualquier reina de belleza, nunca escuchaste el clamor de los cartageneros para cancelar las festividades novembrinas, en medio de las inundaciones por las fuertes lluvias días previos al 11 de Noviembre y la ola de violencia que se desató este año y dejó al culminar octubre 300 muertes violentas.

Hoy, después de los tradicionales festejos, superamos la cifra de 310 fallecidos, la mayoría por el sicariato. Y aún no hay estrategias para garantizar la seguridad a los cartageneros. Los debates de control político sobre el tema en el Concejo Distrital no van a ningún lado. Al final de cuentas el miedo no te dejó subirte a tu carroza o al tractor que llevaste a la Avenida Santander.

Durante la lectura del Acta de Independencia el pueblo no se cansó de “abuchearte” como a cualquier intruso en tu propia tarima. En esta oportunidad no se te escuchó decir que fue orquestado por los políticos. El coro “Fuera, fuera, fuera” seguro te enfureció y te obligó a no utilizar tu carroza, que llevó como símbolo de la corrupción al suspendido alcalde de la Localidad 2, Andy Reales, seleccionado por tí de una terna enviada por sus ediles. Entre Andy Reales y tú, William, como jefe de la administración, sólo hay una diferencia: el monto de los contratos. Lo demás es igual y no es precisamente por la lucha anticorrupción.

Por omisión también podrías responder ante los órganos de control. Sabías de los movimientos del funcionario y la responsabilidad, como en otros casos, es compartida. La corrupción en tu gobierno es la regla de oro. Quiero recordarte que la Corte Constitucional ha definido que la injuria se configura cuando “el sujeto activo consciente y voluntariamente imputa a otra persona conocida un hecho capaz de lesionar su honra”. Y en el caso de la carroza atacaste la integridad, dignidad o reputación de Reales, quien de seguro actuará a través de sus abogados ante este hecho deshonroso, como lo establece el Artículo 220 del Código Penal. Solicitar una carroza para “mostrarte como otra reina popular” es una prueba más de la forma de despilfarrar los recursos económicos en tu administración y cabe el detrimento patrimonial.

Tus fiestas novembrinas fueron un total fracaso. Y te lo advertimos con anticipación, pensando en los ciudadanos que viven con miedo por la ola de violencia que se tomó a Cartagena en lo que va corrido del año.Como alcalde de Cartagena estás obligado a rendirle cuentas a los cartageneros por el manejo del presupuesto de las fiestas novembrinas. Y el director del IPCC, Oscar Uriza Pérez, deberá despejar las dudas que existen por el manejo del convenio interadministrativo de mandato entre el IPCC y el Centro de Convenciones Plaza Mayor de Medellín y el convenio firmado con Bavaria por $291 millones a partir del 2021 y por tres años.

En esa oportunidad, la firma patrocinadora manejó los siguientes eventos de los tradicionales festejos de Cartagena: Noche de tradición, Desfile en traje de baño, Ruta de la independencia, Acto solemne: Conmemoración de los 210 años de la Independencia de Cartagena, Elección y coronación de la Reina 2021 y Salsa a la plaza. En el convenio se estableció que “Bavaria acepta que los eventos a patrocinar dependerá de la agenda y pueden estar sujetos a cambio o modificaciones por fechas, lo que no implicará responsabilidad del patrocinador”.En el “contrato a dedo” de este año los seis eventos aparecen operados por Plaza Mayor. ¿Cuál fue, entonces, la participación de la firma Bavaria en las fiestas novembrinas de 2022?

De acuerdo al convenio, el primer aporte de $60 millones ingresa al IPCC (¿o a la empresa de Medellín?) en 2022. Los otros corresponden a 2022 ($114.240 millones) y 2023 ($127.100 millones). Plaza Mayor cobra el 8% por la administración del convenio con el IPCC ($2.014 millones) y los recursos de los patrocinadores. ¿ A cuánto ascienden los recursos de las empresas vinculadas a los festejos que finalizaron ayer con la elección y coronación de la reina popular 2022-23.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *