La reciente protesta de los vecinos del barrio El Campestre debido al abandono en el que se encuentra el canal y las inundaciones que afrontan nuevamente con esta nueva temporada de lluvias evidencian un problema para una administración distrital que anunció desde sus inicios una inversión por el orden de los 15 mil millones y que ha quedado hoy en simples promesas.

Los habitantes señalan que del último aguacero que cayó el pasado fin de semana volvieron a vivir una crisis que no es nueva y no se hizo nada por parte de la administración en este sector. Los habitantes están desesperados y piden a gritos que el canal sea intervenido pues cada vez que el cielo está encapotado y hay amenaza de lluvia, la tranquilidad de los vecinos se altera.

Señalan que con el menosprecio y la negligencia de la administración parece que fueran los hijos de menos madre. “Si Dau dice que es nuestro papá debe atender nuestras necesidades. Nos dijeron que se invertirían 900 millones de pesos, sin embargo a estas alturas no se ha realizado ningún trabajo”, indicó Marco García, líder del barrio.

El tráfico se vio afectado por varios minutos debido a esta protesta y obligó a los cartageneros a tomar vías alternas. Los vecinos del barrio El Campestre señalaron en que de no encontrar una solución y una respuesta a este grave problema que los agobia volverán a protestar y a tomar las vías de hecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *