En seco, así es el freno que le vuelven a aplicar al SITM de Transcaribe, luego de que las empresas encargadas de los sistemas de recargas anunciaran que no están dispuestas a arrancar una nueva semana sin que se le de cumplimiento a los pactos acordados hace unas semanas atrás.
Solo hasta que se pongan al día con la deuda y les paguen es que la nueva empresa retomara las acciones y arrancará de nuevo. Nilxon Navarro, gerente de Colcard, manifestó que los acuerdos con la administración no se han cumplido y retomaran acciones si y solo si les cancelan parte de la deuda. Desde el pasado viernes 2 de abril se inició nuevamente el recaudo luego que se acordaran unas estrategias y soluciones, sin embargo, el sistema volvió a quedarse sin este servicio.
La incertidumbre es total y no hay un pronunciamiento por parte de la administración en torno al tema. No hay claridad sobre la manera cómo operará el servicio durante los próximos días. Los usuarios han manifestado que en algunas estaciones se ha suspendido desde muy temprano la recarga de las tarjetas. La deuda asciende a 1.200 millones de pesos.
El futuro es incierto para Transcaribe pues al Sistema lo agobia una crisis financiera que sobrepasa los 80 mil millones de pesos. Los empréstitos que viene gestionando la administración son a largo plazo y no dan espera para unos problemas que requieren de soluciones cuanto antes.
Es de recordar que Dataprom, la firma proveedora del software y la tecnología a cargo del recaudo de Transcaribe e integrante del Consorcio Colcard, suspendió el servicio de recargas el pasado 20 de marzo. Este hecho ocasionó que el sistema prestara el servicio de manera gratuita por dos semanas sin que hasta el momento se resuelva quién responderá por lo que sería un presunto detrimento patrimonial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *