La Red Veedurías de Salud, Derecho y Vida, dirigida por César Carcamo, cuestionó la manera como la administración distrital viene manejando la Segunda Ola del Covid19 en la ciudad y precisó que nuevamente esta situación se le salió de las manos sin que tomaran medidas concretas para una ciudad que va disparada en contagios.

A la crítica situación de contagios se le suma, según el veedor, la realidad que se está viviendo con relación a la ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos en Cartagena que está por el orden, según él, del 65 %.

“Esto que está pasando en la ciudad es de alarma total. La incidencia y el aumento progresivo de los contagiados ha sido impresionante. Ayer nos colocamos a la cabeza de los contagios en el país, después de Bogotá. Esto es por falta de control, por coherencia y porque las medidas que se toman no se cumplen; son inocuas y prácticamente la ciudad la tenemos al borde de un colapso peor que el que se presentó en los primeros meses del año con relación a la pandemia”, sostuvo el veedor.

Añade con preocupación que además de que se tomen las medidas para el mes de diciembre se deben extremar los controles, por ejemplo en Transcaribe, en los centros comerciales y las diferentes áreas que ya se encuentran congestionados y que no están cumpliendo rigurosamente con los protocoles de bioseguridad por el bien de la ciudadanía cartagenera.

UCIS EN UN 65 %

Con relación al estado de las Unidades de Cuidados Intensivos, UCIS, Cárcamo señala que la capacidad de oferta está muy limitada en este momento y gran parte de un porcentaje son Covid y se debe declarar la alerta naranjada. “La red pública está colapsada en este momento y el primer nivel de atención es deficiente en la ciudad. Es necesario tomar las medidas urgentes y extremas en este momento para evitar que nos lleve a que colapsen los servicios de Uci en la ciudad de Cartagenta”, puntualizó.

Finalmente, el veedor precisó que con relación a la denominada Ley de Punto Final que obliga a los entes territoriales a ponerse al día con los pagos de la red pública de salud que atendieron la emergencia Covid19, señala que los pagos no se han dado atendiendo la priorización de los mismos. “Los pagos han sido a cuentagotas y esto ha conllevado a un déficit permanente de las Ips tanto públicas como privadas. Este mecanismo no ha dado los resultados que se esperaban y la misma Superintendencia está preocupada con lo que viene ocurriendo en Cartagena y los respectivos pagos convenidos como lo planteaba la ley”, concluyó el veedor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *