Amenazas, escándalos e intimidaciones hacen parte de una serie de hechos que acompañan una de las firmas más costosas del béisbol colombiano como fue la del joven Maicol Arroyo. El agente de peloteros de Puerto Rico, Jorge Oquendo, quien fuera scouts de varias organizaciones de Baseball de la MLB, manifiesto a ESOVA.CO de manera exclusiva todo lo que le sucedió en el año 2005 y la tensa situación que está viviendo con la firma del joven Maicol Arroyo.

El problema empieza cuando Orlando Cabrera manifiesta que por el bono de más de un millón de dólares, le deben dar un 40%, para lo cual el papá del muchacho Carlos Arroyo dijo que ese porcentaje no se lo iba a reconocer. Y allí empezó la película cuando Jorge Oquendo logró la firma del pelotero colombiano.

Oquendo manifestó que uno de los trabajadores de Orlando Cabrera lo habría amenazado. Lo llamó a su celular y lo intimido. En aras del equilibrio informativo, este portal quiso conocer la respuesta del exgrandes Ligas Orlando Cabrera y manifestó: “No tengo nada que decir”.

Estas son las declaraciones que dio Oquendo a este portal noticioso.

LUIS PAYARES: Señor Jorge Oquendo qué nos puede decir de lo ocurrido con la firma del pelotero Maicol Arroyo cuando se dijo que fue usted quien lo llevó a los Marineros de Seatle

JORGE OQUENDO: Cuando se hizo la firma de Maicol Arroyo, te digo que yo fui quién hizo la firma. El que llevó al señor Frankie a Colombia fui yo porque él es boricua y yo lo conozco desde que tenía 11 años. Yo le hablé a Frankie y le dije que había un joven bien interesante para que lo vengas a ver. Y no solamente a Arroyo fueron muchos peloteros colombianos que se firmaron por el señor Jorge Oquendo.

Recuerdo que Tacurica lo llené de scouts internacionales y todos eran amigos míos. Fue cuando cogí el teléfono y comencé a llamar. Ahí comenzó todo. Lo mío no era por el dinero porque ese no me hace falta, gracias a Dios hasta el día de mi muerte yo estoy económicamente bien y me da para vivir. Esto es que se diga la verdad de lo que ocurrió y que no se maltrate a la gente ni se le mienta como lo ha venido haciendo el señor Orlando Cabrera. Estoy peleando no solamente por la firma de Maicol sino que también lo hago por los empleados que los maltrató.

Que bueno es hacer dinero y llevártelo para los Estados Unidos y dejar a los trabajadores tirados y sin pago. Promete más que los políticos y en el caso de Maicol Arroyo le dijo que es un muchacho muy bueno y me da pena por lo que está pasando él y su mamá. Si Orlando tiene algo que decir nos vamos de tú a tú y hacemos un ENVIVO porque yo no paso vergüenza. Tengo los documentos que hablan por mí. Yo no me pongo en el dime que te diré porque ya estoy viejo para eso. En los últimos años quien ha mantenido a Maicol soy yo y tengo las pruebas para eso. Orlando le dio un guantecito que daba hasta vergüenza y cuando se firmó a Arroyo, Cabrera le dijo pídele un guante a Brito y ahí comenzaron los problemas para él.

L.P.: Cuáles son ese tipo de pruebas documentales que tiene usted para sustentar lo que esta diciendo en relación con que el señor Orlando Cabrera es un mentiroso

J.O.: Cuando sucede el problema el muchacho tiene un problemita porque al joven le salió como algo en la cabeza que había que operarlo. El papá muy responsablemente se lo llevó a los Estados Unidos y se encargó de ese muchacho. Yo llamé al papá y me llevé al joven a Puerto Rico a Costa Rica y lo llevé a las Bahamas donde hay un torneo internacional y le pagamos todo a él. El papá de ese joven hay que darle crédito porque por más que Orlando ha hablado mal de él ha dado la talla. Ese señor es ciudadano americano y Orlando está hablando de su 30 %.

Ese muchacho tiene pasaporte americano y cuando uno lo tiene es ciudadano americano y tiene seguro social. Me explico cuando uno tiene seguro social, uno puede jugar hasta en la luna y tienes que pagar impuestos. Ese muchacho es americano y tiene que pagar un 37 % de impuestos. Entonces si Orlando le va a cobrar el 40 % qué le va a quedar al joven. Yo peleo por el derecho del muchacho y hay que darle crédito al papá le sacó papeles americanos y los recibos los tengo yo. Todo lo que invirtió en ese joven. Su papá también costeó viajes pero los torneos corrieron por nuestra cuenta al igual que los implementos de béisbol. Yo estoy peleando por los derechos del muchacho.

L.P. Todos estos problemas que se han dado no pueden afectar la vida deportiva del muchacho y algo peor que la MLB se entere de todo este escándalo y la MLB se entere y suceda algo extradeportivo

J.O.: Eso no le afecta al joven porque ese es un problema que tienen sus padres con Orlando. Los equipos no se meten en ese tipo de problemas. Eso se debe resolver mediante un acuerdo. Hay que bregar por el bien de Maicol y por todos los muchachos en Colombia. Los jóvenes deben tener sus derechos y que todo se haga de la mejor manera. Que no engañen a los padres porque ellos son gente inocente y trabajadora.

Yo vengo de padres trabajadores y de barrio. Lo que si quiero decirle es que ‘yo no me caí de la guagua ayer’ yo llevo haciendo esto más de 30 años. Yo pelee por Alfonso Soriano para liberarlo de Japón y estuve envuelto lo del Duque. Esto para mí es como ir a la escuela porque se deben luchar por los derechos de ellos. Vamos a hacer las cosas bien para que cuando esos jóvenes crezcan y sean buenos seres humanos. La carrera del béisbol es muy corta. Hay que educarlos y ayudarlos.

L.P.: Acá en Cartagena dicen que a usted se le retiró su credencial como agente por un problema que tuvo en el 2013 con la justicia norteamericana. Es esto cierto, ¡qué nos puede decir al respecto?

J.O.: Buenos días para el país de Colombia. Soy Jorge Oquendo y estoy ubicado en Puerto Rico. Es necesario que esto salga a la luz pública y no se puede tapar el cielo con la mano. En el 2005 yo tuve un problema porque yo era el director internacional de los White Sox. Allí hubo un escándalo grande entre los jefes y lamentablemente me llevaron enredado. No tuve nada que ver en eso y antes que ese ‘revolú’ reventara yo me salí de allá porque yo sabía lo que estaba sucediendo.

Entonces es allí donde comienza el problema para mí porque el señor Orlando Cabrera está regando ese escándalo. A los ladrones no les dan trabajo y yo estuve con él durante dos años. Si tú eres un ladrón, tú no le das trabajo a un ladrón. Todo el mundo sabe el nombre del señor Jorge Oquendo. Cuando ocurrió eso me salí de scouts y me he dedicado hasta el día de hoy a ayudar a los muchachos jóvenes. Ese escándalo que pasó en el 2005 se resolvió solo cinco años después en el 2011. Estoy dispuesto a hablarlo en vivo porque eso está en internet. Tú no puedes tapar el cielo con la mano. Estoy como asesor ahora y estoy ayudando a los muchachos desde acá porque estoy viendo lo mismo que viví en el 2005 con el señor Orlando Cabrera. No le voy a tapar nada y tengo muchas cosas que decir del señor Orlando. Y como decimos los boricuas: “Yo se donde están los muertos de él en el cementerio”.

L.P.: ¿Cuál sería el mensaje que usted le envía a Orlando Cabrera en este momento?

J.O.: Que si el va tener una academia la haga con respeto, seriedad y dignidad. Eso es todo. Y si tiene conmigo un problema conmigo vamos a un ENVIVO y hablamos con la verdad. Yo ya soy mayorcito de edad para hacer el ridículo. Estoy peleando para hacer respetar a las personas en Colombia; es decir, los trabajadores de una academia. Cuando se firma un pelotero el dinero alcanza para pagarle a todo el mundo y la academia puede seguir adelante.

LP: Señor Oquendo, ¿Usted ha hablado con Maicol Arroyo, tiene contacto con él y cómo se encuentra el muchacho?

J.O.: Actualmente no he hablado con él porque me da pena por lo que está pasando ese muchacho. No es fácil lo que le está sucediendo pero tarde o temprano tenía que salir la verdad para fuera. Me da pena por él y su mamá porque Orlando tiene a esa señora hostigada allá en Colombia como trata de hacer con las personas aquí.

Hace tres días me llamó uno de los trabajadores de Orlando y me amenazó. Señores que no vuelva a hacer eso porque esta se la dejo pasar de gratis. Pero que no me llame amenazándome porque está amenazando a las personas equivocadas. No le tengo miedo a Orlando, ni al presidente de los Estados Unidos porque cuando tú estás en lo correcto no hay nadie que me tumbe. A los alicates (lambones de Orlando) les digo que no me van a intimidar como Orlando ha hecho con los pobres trabajadores que lo tienen demandado porque abusa de los peloteros. Conmigo no va eso Orlando y que te quede claro que ‘se te acabó el pan de piquito’ como decimos los boricuas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *