La tensión es total en el gremio del periodismo en la ciudad de Cartagena toda vez que dos comunicadores han sido víctimas de amenazas e intimidaciones. Los periodistas Carlos Figueroa y Germán Teherán recibieron llamadas con las que, al parecer, pretenden callar a la prensa y generar un clima de confusión en los medios independientes de la ciudad.

En relación con Figueroa, la llamada la recibió el pasado viernes y le advirtieron que no se siguiera metiendo con el Consejo Gremial de la ciudad. Hasta el momento, los gremios no se han pronunciado en torno a esta situación. Y al comunicador Germán Teherán lo llamaron cuando ejercía su labor en su noticiero radial La Verdad y Punto. Una voz paisa le manifestó que era miembro del Clan del Golfo y le pedía insistentemente su número personal para contactarlo. El rechazo del gremio se hizo sentir en la ciudad y se exigieron respuestas por parte de las autoridades frente a un tema que tiene a más de uno tenso para ejercer dicho oficio.

RESPUESTA DE LA ADMINISTRACIÓN

Frente al clima de tensión que se ha generado por las amenazas, se pronunció la Secretaría del Interior y Convivencia Ciudadana de Cartagena y activó de inmediato las denominadas rutas de protección para los dos comunicadores sociales. Para hoy está prevista una reunión de los dos periodistas con la Secretaría del Interior y la Policía Metropolitana para acordar las medidas de protección a a las que haya lugar.

“Como comunicadora social y como secretaria del Interior extiendo mi voz de solidaridad y de acción inmediata para lograr que esta ruta que se inicia se lleve a feliz término en el menor tiempo posible, con el fin de brindar toda la seguridad que requieren Carlos Figuera y Germán Teherán, los periodistas que fueron intimidados por personas que actúan al margen de la ley”, señaló Paola Pianeta Arango, secretaria del Interior y Convivencia Ciudadana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *