Ante la creciente ola de prostitución en el Centro Histórico, el llamado por parte de los vecinos del sector es incesante para que el Gobierno Nacional intervenga y se haga algo frente a este flagelo. Las denuncias crecen cada semana. A los problemas de prostitución se suma el tráfico y consumo de droga y una población de habitantes en condición de calle que va en aumento. Las medidas urgen y poco o nada hace la administración distrital.

Ante tales circunstancias, los vecinos han solicitado además de una militarización del Centro Histórico que el Gobierno Nacional asuma una posición frente a esta situación. La Fundación Centro Histórico hizo un llamado al gobierno central para que las medidas que se tomen sean efectivas y que se asuman como un compromiso por parte de la administración distrital. Aseguran que hay zonas y calles vedadas en este importante sector de la ciudad toda vez que la oscuridad reina y es mejor abstenerse y no exponerse a un atraco a mano armada.

Isabela Restrepo, representante de la fundación manifestó que es preocupante lo que está sucediendo con un punto de la ciudad que ha sido declarado patrimonio de la ciudad y el país. Asegura que las recomendaciones de la Unesco no se han tenido en cuenta y ante estos hechos se ha dado paso a los problemas como la prostitución, el microtráfico, las fiestas sin control y la contaminación auditiva.

“En el 2017 la Unesco elaboró un informe muy completo y en el diagnostico cuenta como la raíz del deterioro está en el cambio de uso de los inmuebles, este es un fenómeno que lo que trajo fue una saturación de usos económicos desplazando a los residentes y comercios de bajo impacto. Poco a poco con esta saturación fueron llegando actividades de gran impacto y ya hoy tenemos un desborde de la prostitución y el microtráfico”, sostuvo Restrepo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *