Con una caminata pacífica por La Cordialidad, más de un centenar de madres y padres de familia de Clemencia exigieron a los directivos del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y al presidente Ivan Duque les devuelva los casi 500 cupos que le quitaron a la primera infancia para esta vigencia.


De acuerdo a Mirian Clarissa Torres, madre comunitaria desde hace 30 años, los padres de familia organizaron la protesta por la reducción de casi 500 cupos en los programas de primera infancia del ICBF que hizo la plataforma digital Betto porque es quien escoge a los beneficiarios, sin tener en cuenta la afectación de las comunidades

“El ICBF lo que ha hecho es una masacre con la primera infancia de Clemencia, pues estos niños menores de cinco años recibían diariamente desayuno, almuerzo y refrigerios y orientación hasta las tres de la tarde y los del programa familiar se perjudica a mujeres embarazadas y niños hasta los 2 años”, dijo.

Así mismo, Daniela Alcazar, ama de casa, indicó que con esa decisión del ICBF se está afectando a la niñez clemenciera porque muchas familias no tienen cómo atender las necesidades de los infantes.

Por su parte, Raúl Cabarcas Vásquez, alcalde de Clemencia, quien acompañó la protesta, extendió un llamado a la Consejería Presidencial para la Niñez y Adolescencia, a la primera dama de la Nación, María Juliana Ruíz, al ICBF y a los congresistas de Bolívar para que intervengan lo más rápido posible y devuelvan los cupos que cercenaron a la primera infancia de su municipio.
“Estamos levantando nuestra voz de protesta pacífica, pero activa, contra esta medida. Nuestra exigencia es que nos devuelvan los cupos porque la gente necesita de estos programas sociales. Yo me pregunto que pasará con estos niños cuyos padres no tienen recursos porque muchos se quedaron desempleados por la pandemia”, dijo.


El alcalde agregó que hace poco tiempo el Gobierno nacional construyó una infraestructura para atender a la primera infancia con una inversión de más de 3000 millones de pesos que entonces quedará sub utilizada”. La protesta demoró casi dos horas ocupando un carril de La Cordialidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *