A pesar de la experiencia acreditada por más de diez años, para respaldar su ingreso a la administración distrital, la primera dama, Cynthhia Pérez Amador, jamás cotizó en salud como contratista independiente o trabajador dependiente. Esto quedó en evidencia luego de que el Sindicato de Servidores Públicos de Colombia, SinserpubliColombia, consultara el sistema de Administradora de Riesgos de Seguridad Social en Salud.

El presidente del Sindicato, Eric Urueta Benavides, expresó que la única vez que la primera dama ha cotizado salud, pensión y riesgos laborales, ha sido durante estos primeros ocho meses del año con el contrato de la alcaldía. Sinserpublicolombia, tas las denuncias de la lideresa Jaqueline Perea Blanco, hizo el siguiente planteamiento.

“Si la señora Rubby Torrejano García, en su calidad de gerente de la empresa, RUBY TORREJANO A.C.R.S E.U., certificó a fecha de 29 de noviembre de 2019 que la señora Cynthia del Carmen Pérez Amador, laboró para la empresa RUBY TORREJANO A.C.R.S E. U desde el 15 de enero de 2008 y hasta el 30 de junio de 2018, es decir por 10 años desempeñando  el cargo como  Gestora de proyectos sociales mediante contrato de prestación de servicios profesionales No. 2008-856 recibiendo ingresos mensuales de $3.000.000.oo., cuál fue la razón para que no se diera el pago la Seguridad social en salud obligación dentro de cualquier relación contractual entre las partes, pues es una exigencia de la ley que el contratista cancele su seguridad social y mas sus servicios de salud”.

LO QUE DICE LA LEY

El artículo 3° de la Ley 797 de 2003 modificatorio del artículo 15 de la Ley 100 de 1993 establece que serán afiliados al Sistema General de Pensiones:

“1. En forma obligatoria: Todas aquellas personas vinculadas mediante contrato de trabajo o como servidores públicos. Así mismo, las personas naturales que presten directamente servicios al Estado o a las entidades o empresas del sector privado, bajo la modalidad de contratos de prestación de servicios, o cualquier otra modalidad de servicios que adopten_ los trabajadores independientes y los grupos de población que por sus características o condiciones socioeconómicas sean elegidos para ser beneficiarios de subsidios a través del Fondo de Solidaridad Pensional, de acuerdo con las disponibilidades presupuestales.”

Respecto a la obligación de cotizar al Sistema General de Seguridad Social Salud de los contratistas personas naturales, el inciso 1° del artículo 23 del Decreto 1703 de 2002, señala que en los contratos en donde esté involucrada la ejecución de un servicio por una persona natural en favor de una persona natural o jurídica de derecho público o privado, tales como contratos de obra, de arrendamiento de servicios, de prestación de servicios, consultoría, asesoría, la parte contratante deberá verificar la afiliación y pago de aportes al Sistema General de Seguridad Social en Salud.

¿QUÉ CARGOS ENFRENTARÍA CYNTHIA AMADOR?

Asegura el Sindicado que si se revisa a fecha de hoy 18  de septiembre de 2020 el ADRES – Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud, página que es de consulta pública encontramos que Cynthia del Carmen Pérez Amador, antes del año 2013 nunca cotizó en salud y desde mayo de 2013 y hasta diciembre de 2019 fue beneficiaria de una persona en la EPS Salud Total y solo fue Cotizante principal desde enero de 2020 por los aportes que realiza por su contrato actual en la alcaldía. Esto genera, a juicio del sindicato las siguientes inquietudes:

Si con fecha 16 de septiembre de 2020 el señor Jorge Mario Baños Torrejano certificó en su calidad de gerente de la empresa Rubby Torrejano ACRS-EU que la señora Cynthia del Carmen Pérez Amador nunca ha tenido relación laboral ni contractual con dicha empresa, lo cual puede ser cierto, debido a que  al confrontarlo  con los aportes al ADRES en materia de salud se evidencia que nunca pagó aportes  como empleada o contratista la Seguridad Social antes de trabajar en la ALCALDIA DISTRITAL DE CARTAGENA. 

Si con fecha 29 de noviembre de 2019, Rubby Torrejano en su calidad de gerente de la empresa Ruby Torrejano A.C.R.S E. U certificó que la señora Cynthia del Carmen Pérez Amador, laboró en dicha entidad desde el 15 de enero de 2008 y hasta el 30 de junio de 2018, es decir por 10 años desempeñando  el cargo como  Gestora de proyectos sociales, mediante contrato de prestación de servicios profesionales No. 2008-856 recibiendo ingresos mensuales de $3.000.000.oo, porque  nunca canceló aportes en salud, lo cual genera dudas en dicho contrato, mas cuando la misma Rubby Torrejano García, dice que esa no es su firma.

Para el sindicato está claro que el asunto se agrava, debido a que para ostentar el cargo que hoy la primera dama en la alcaldía debía presentar una serie de documentos para demostrar experiencia y según las declaraciones de la señora Jaqueline Perea aportó varias certificaciones laborales desde el año 2002   y entre estos la certificación de la empresa.

Lo raro, señala la agremiación sindical, es que en  el ADRES jamás aparece la señora Pérez Amador  como Cotizante solamente desde el año 2020 con su vinculación a la Alcaldía, es decir en las empresas que certificaron su trabajo jamás pagaron la Seguridad social en salud o nunca existió la relación laboral o contractual.

De demostrarse que se falsificó la firma y contenido en los documentos  para poder firmar un contrato con la Alcaldía y aportarse a la Contraloría Distrital  presuntamente se configuraría una Falsedad material en documento privado y fraude procesal y otras conductas disciplinarias.

Hasta el momento, no se ha escuchado un pronunciamiento por parte de la alcaldía, en cabeza del mandatario distrital quien manifestó que Cynthia Pérez Amador debería estar allí porque era la única que cumplía la condición de empelada de altísima confiabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *