Tras la tensa situación que se vive en relación con la ola de sicariato en la ciudad de Cartagena, las investigaciones adelantadas por miembros de la Sijín de la Policía Metropolitana de Cartagena, han establecido que todo obedece a rupturas y pujas por el poder interno del Clan del Golfo.

A esta conclusión llegaron precisamente en relación con la pareja asesinada en un segundo piso de un bar ubicado en el barrio El Pozón. Las autoridades establecieron que hasta el lugar llegó el sicario a bordo de una motocicleta, descendió de ella y subió, ubicó a la pareja, desenfundó el arma y disparó.

Las personas asesinadas responden a las identidades de Evelin Patricia Simanca Gaviria, estilista, y Carlos Javier Mendoza. Los cuerpos de ambos fueron trasladados a la morgue de Medicina Legal y la Policía Metropolitana adelanta las investigaciones pertinentes para tratar de esclarecer el doble crimen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *