El presidente de Polonia, Andrzej Duda, aseveró que su par ruso, Vladimir Putin, podría usar armas químicas en la guerra de Ucrania y que eso podría llevar a una intervención de la OTAN. “Si me preguntan si Putin puede utilizar armas químicas, creo que puede emplear cualquier cosa en este momento, especialmente cuando se encuentra en una situación difícil”, afirmó Duda en una entrevista con la BBC.

Consultado sobre la posibilidad de que esto pudiera conducir a una intervención de la OTAN, Duda respondió: “Claro, todos esperamos que no se atrevan. Pero… si utilizara armas de destrucción masiva, esto cambiaría completamente las reglas del juego”, sostuvo.

Agregó que ese escenario sería un “punto de inflexión” para la Alianza. “Actualmente, políticamente (Putin) ya perdió su guerra e internamente no está ganando nada”, subrayó. “De seguro, la OTAN tendrá que sentarse a la mesa y tendrá que pensar muy seriamente qué hacer, porque en ese punto empezaría a ser peligroso, no solo para Europa, nuestra región, sino para el mundo entero”, aseveró.
   

En ese sentido, dijo que el envío de aviones caza Mig 29 desde Polonia a Ucrania no es posible y advirtió que, que en cualquier caso, una zona de exclusión aérea podría ser el comienzo de la tercera guerra mundial. “Reubicar aviones, o tratar de defender los cielos de Ucrania contra los aviones de combate rusos, es una decisión estrictamente militar y seria, porque significaría que los aviones de la OTAN serían enviados al espacio aéreo ucraniano y esto crearía una confrontación entre la OTAN y Rusia, lo que significaría iniciar una tercera guerra mundial”, explicó Duda.


En tanto, fue promulgada hoy la nueva ley de ayuda a los ciudadanos ucranianos que ingresaron a Polonia después del 24 de febrero pasado, con el inicio de la agresión rusa. La norma les garantiza la residencia en Polonia hasta por 18 meses y les otorga el derecho de trabajo, así como las contribuciones sociales y familiares y la asistencia sanitaria.
   

La ley, aprobada tras un breve proceso por las dos cámaras del Parlamento, establece que a todo refugiado que lo solicite se le asignará el código fiscal polaco, lo que allanará el camino para otros beneficios. Los estudiantes podrán matricularse en escuelas y universidades polacas. Y después de los primeros 9 meses de residencia en Polonia, los ucranianos podrán solicitar un permiso de residencia temporal de hasta 3 años.

Cada refugiado recibirá una asignación única de 300 zlotys (60 euros) mientras que aquellos que les ofrezcan alojamiento y comida podrán recibir del Estado una contribución de 40 zlotys (9 euros) por día por cada huésped durante dos meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *