“El perro es el mejor amigo del hombre”, la frase se hizo famosa en el año 1870, cuando fue pronunciada por primera vez el día 23 de septiembre en el desarrollo de un juicio que marcó la historia de los Estados Unidos, donde el abogado George Graham Vest, se atrevió a tomar un caso que lo catapultaría como uno de los togados más populares de la época, se ha convertido en el lema de la Policía del Departamento de Bolívar que por estos días de fiestas navideñas adelanta controles con ayuda del canino llamado “Oker”.

En el discurso decisorio ante el estrado, George Graham Vest pronunció la frase que bastó para salir victorioso en el caso, “el perro es el mejor amigo del hombre” y ha sido lo que ha permitido que las autoridades también salgan victoriosas contra la criminalidad.

Ese gran amigo de los niños en Magangué, es en el que se ha convertido el canino “Oker”, el perro más activo del departamento de Policía y quien se encuentra realizando actividades operativas en el municipio en compañía de su guía, el patrullero Yasir Josué Hernández López.

Días pasados más de mil gramos de pólvora fueron incautados a un vendedor ambulante que pretendía comercializarla en el sector comercio del Parque Las Américas. Esta incautación se produjo precisamente en el desarrollo de los planes de control que adelanta el Grupo de Carabineros y Guías Caninos en el marco de la estrategia “El cambio es sin pólvora”.

En ese mismo sector el pasado 2 de diciembre, “Oker” sorprendió a otro vendedor ambulante quien llevaba en su canasta gran cantidad de pólvora y gracias a su fino olfato, fue sacado de las calles este tipo de material que, en ocasiones, son los niños quienes terminan manipulando y ocasionándose daños irreparables.

Ahora “Oker”, el perro policía se convierte en el héroe de los menores y adolescentes que busca evitar que sufran quemaduras por culpa de la pólvora, llegando a ser comparado con legendarios perros de películas como: Lassie, Buddy, Frank, Rex, Hachiko, Butkusb (Rocky), ente muchos otros.

Al respecto el coronel Alejandro Reyes Ramírez, dijo “continuando con la estrategia de estar un paso más adelante de aquellos que comercializan pólvora de manera indiscriminada e irresponsable, la Policía Nacional en Bolívar, ha implementado y preparado a “Oker”, un canino de tan solo 5 años, que se ha convertido en el terror de quienes venden pólvora en plazas y parques aprovechando esta época decembrina”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *