Una tremenda explosión alteró la tranquilidad en el municipio de Arjona, a las 9:30 de la mañana, momentos en que el soldador Iván de Jesús Díaz Figueroa, dio comienzo a su jornada de trabajo en un vehículo cisterna, en la calle principal de Nariño, frente al cementerio de esta población.

El hombre de 50 años murió de manera instantánea luego de que, al parecer, el tanque del vehículo que intentaba soldar mantenía gases acumulados. Testigos aseguran que el cuerpo de la víctima quedó a más de cinco metros del lugar donde adelantaba sus labores. Al sitio de los hechos fueron trasladadas dos máquinas del cuerpo de bomberos a fin de sofocar las llamas y tomar control de la situación.

Unidades de la Sijín de la Policía en Arjona, se trasladaron al lugar de los hechos a fin de adelantar las diligencias de levantamiento y traslado del cuerpo de Díaz Figueroa a la morgue de Medicina Legal en la ciudad de Cartagena. Las investigaciones se vienen adelantando para establecer las causas del siniestro.

Familiares del soldador hicieron presencia en el sitio, lamentando lo sucedido y, en medio del dolor, manifestaban que Iván de Jesús era una persona responsable y cumplidor de su deber. Coincidieron en manifestar que se había levantado entusiasmado con el trabajo que iba a adelantar pues, en medio de la pandemia, muy poco era lo que llegaba al taller.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *