Como un sueño hecho realidad, así considera Maverick Urueta Ángulo, el hecho de haberse convertido hoy en la votación más alta de un alumno para el Consejo Superior de la Universidad Tecnológica de Bolívar. La joven estudiante, hija del veedor y sindicalista Erick Urueta Benavides, aseguró que trabajó incansablemente para lograr este espacio y no defraudará a los más de 600 estudiantes que depositaron la confianza en ella y lo que puede hacer de cara al futuro.

“En este ente se toman decisiones importantes para nuesta Alma Mater y nosotros no seremos inferiores a ellas. Asumimos este compromiso con la fe puesta en Dios y con la entereza de que vamos a trabajar por el beneficio de los estudiantes”, precisó la joven quien añadó que esto debe ser ratificado por la Asamblea General de la universidad.

Este logro se suma a los ya obtenidos por la joven Urueta Angúlo cuando logró ser la personera de la institución educativa Trinitaria y la representación de los jóvenes en el Consejo de Juventudes en la Zona Industrial y de la Bahía. El nuevo reto que asume Maverick es demostrar que se puede trabajar de la mano con la directiva de la universidad y propender porque se logren cumplir las propuestas en favor de los estudiantes que se llevarán al seno de este Consejo Superior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *