El Comando de Policía de Bolívar informó que el plan de vacaciones de mitad de año, ya arrancó y para garantizar la seguridad y la tranquilidad de quienes lleguen al departamento o salgan de este, dispuso de 600 uniformados y más de 13 puestos de control instalados en los ejes viales más importantes en distintos municipios. 

Desde ya los policiales realizan registros a vehículos de servicio público y particulares con el ánimo de verificar que cumplan con las normas de tránsito y medidas preventivas de seguridad, como por ejemplo portar el equipo de carreteras y el ajuste del cinturón de seguridad; de la misma manera los uniformados verifican el estado de llantas y capacidad de frenado del automotor, así como el estado de ánimo y posible cansancio del conductor, esto con la finalidad de evitar que se registren accidentes lamentables que comprometan la vida e integridad de los viajeros. 

Ante esta temporada vacacional de mitad de año el coronel Néstor Armando Pineda Castellano, comandante de la Policía de Bolívar, destacó que es necesario que exista un compromiso de parte de las personas que van hacer uso de las carreteras para dirigirse a diferentes destinos nacionales, por lo que hizo algunas recomendaciones: “no exceder los límites de velocidad y respetar las señales de tránsito para prevenir al máximo cualquier tipo de accidente; en materia de seguridad ciudadana se recomienda evitar dejar la vivienda sola o recomendarla a personas de confianza; no portar grandes cantidades de dinero y evitar al máximo darle confianza a desconocidos; en todo momento proteja y esté atento a los niños, no permita que se alejen de usted”. 

Por último, el alto oficial, invitó a la ciudadanía a denunciar a los delincuentes y hechos que considere sospechosos, para con esto contribuir a la sensación de seguridad en todas las poblaciones bolivarenses. 

Más dispositivos 

Los dispositivos de seguridad también se fortalecen en cada uno de los cuadrantes de las poblaciones bolivarenses, sobre todo los que son catalogados como destinos turísticos como es el caso del Distrito de Mompox. Allí, la Policía de Turismo realiza estrictos controles en hoteles en materia sanitaria y en sitios recreacionales donde se exige la presencia de un salvavidas en piscinas, playas u otro tipo de recreación. 

El Coronel también enfatizó que los controles se extienden a los municipios que poseen puerto fluvial, los uniformados requieren que los pasajeros de estas embarcaciones porten los chalecos salvavidas y verifican el estado físico de los conductores; así mismo, les realizan pruebas de alcoholemia y entregan recomendaciones de seguridad a los viajeros, para que las tengan en cuenta para salir ilesos en caso extremo de sufrir un accidente en las aguas del río Magdalena. 

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *