La ley obliga al Distrito a respetar los derechos de autor en lo que hace referencia a la restauración de la estatua del beisbolista Abel Leal Díaz. Así lo deja entrever el nuevo artículo 20 de la Ley 23 de 1982 que “dispone que la titularidad originaria sobre los derechos morales y patrimoniales sobre las obras creadas en virtud de un contrato de prestación de servicios o contrato de trabajo recaerá sobre el autor, persona física que realiza la creación intelectual”.

Los expertos consultados por ESOVA NOTICIAS aseguran que la Escuela Taller desmontó la estatua; sin embargo, no puede esta entidad encargarse de este tema toda vez que por delante está la legalidad que obliga a que se respeten los derechos de autor.

La decisión la tomó el Distrito tras evaluar las competencias de las diferentes entidades sobre el manejo del monumento que fue vandalizado por desconocidos en diferentes momentos, siendo despojado del bate que portaba y desprendida su cabeza, entre otras afectaciones.

En una mesa de trabajo liderada por el Secretario General del Distrito, Luis Enrique Roa Merchán, y en la que participaron representantes de la  Infraestructura, el Instituto de Patrimonio y Cultura –IPCC-, el IDER, y la Escuela Taller, se acordó solicitar formalmente a esta última dependencia ejecutar la intervención correspondiente, en el marco de sus competencias institucionales.

Entre los objetivos de la Escuela Taller, establecidos mediante el acuerdo 001 de febrero 04 de 2003 se incluye “la rehabilitación y conservación del patrimonio artístico, histórico, cultural y natural, así como la rehabilitación de entornos rurales, urbanos o del medio ambiente y la mejora de las condiciones de vida de la ciudad”. En tal sentido su director, Rafael Cuesta Castro, recibió un oficio firmado por Roa Merchán , en el que le solicita iniciar y ejecutar las gestiones administrativas y financieras que deban adelantarse para la correspondiente intervención, “teniendo en cuenta la importancia que reviste para el Distrito garantizar el buen estado de esta escultura y seguir brindando los honores que merece el mentado deportista, gloria del béisbol de la ciudad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *