Cuando la Estrella de las Grandes Ligas se casó con la gran estrella del espectáculo Marilin Monroe, ya se había retirado de la pelota.

El ítalo americano jugó con los Yankees de NewYork hasta el año 1951, como jardinero central en 13 temporadas, conectando un total de 364 bambinazos y con un promedio de por vida de 325.A pesar de que su noviazgo duró 24 meses, su matrimonio sólo duró 9, con las constantes peleas y sobresaltos que tenía la bella rubia, por su depresión y síndrome de personalidad disfuncional.

Lo más curioso de esta historia es que Joe Dimaggio siempre estuvo muy enamorado de la diva, y hasta su muerte en el año 1999, le envió rosas a su tumba. La inquieta Marilin, según el autor del libro Joe and Marilin, David Heynman, tenía animadversión al agua, y duraba varios días sin bañarse, cosa que le molestaba mucho a Joe, con lo cual la agredía física y psicológicamente.

Joe era celotípico con la hermosa rubia y esto lo llevo incluso a contratar un detective privado que la siguiera a todas partes.Cuenta además el libro que Marilin mantenía relaciones al tiempo con los hermanos Kennedy, Jhon y Robert, lo que provocó la ira del pelotero y decidió divorciarse.

Sin embargo la vida de Joe sin la rubia no fue la misma, estuvo en el alcohol y los ansiolíticos, hasta su fallecimiento en el año 1999. El Center Field de los Yankees hasta el año 1951, solo resistió 9 “inings” con la hermosa rubia, y destacó en su epitafio que fue el amor de su vida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *