Como un atentado al patrimonio histórico de Cartagena de Indias se considera la aprobación de prefactibilidad de la Marina la Bodeguita en la Bahía de las Ánimas, cuerpo de agua que es el espejo de la ciudad vieja.

Con la puesta en escena de la marina, la Bahía de las Ánimas perdería su espacio, y con él, su belleza. Sin duda, este atropello al patrimonio se constituye en otro mal ejemplo, como lo es el edificio Aquarela en inmediaciones al Castillo de San Felipe de Barajas.

Para el Colectivo Somos Centro Histórico, la aprobación de prefactibildiad a la Marina en la Bodeguita es repetir la historia que tiene actualmente en vilo el título que otorgó la UNESCO de Patrimonio de la Humanidad a Cartagena.

Esta Marina afectaría, claramente, la visual que tienen los cartageneros sobre el Centro Histórico; desaparecería de la vista al entrar por la Bahía, pues, en adelante, sólo se observarían enormes embarcaciones, y los únicos que tendrían el disfrute de la panorámica del Patrimonio serían navegantes y tripulantes de naves.

Considera el Colectivo que justificar la marina con el argumento de desarrollo económico es errado, pues, no es un proyecto sostenible por los perjuicios culturales, sociales, ambientales y económicos que traería. Es claro que el desarrollo económico solo puede darse si se genera un bienestar colectivo y sostenible. Para lograrlo, hay que planificar y proteger el Centro Histórico, el activo más importante de la ciudad.

El Colectivo invita a Corpoturismo y la Dimar a trabajar por la protección del patrimonio histórico de los cartageneros. Considera preocupante que estando a pocos meses de la reunión del comité mundial de patrimonio de la UNESCO, donde se decidirá si Cartagena sale de la lista de patrimonios de la humanidad y entra a la de patrimonios en riesgo, se esté intentando repetir la historia de Aquarela.

Además, poco a poco Cartagena ha ido perdiendo el “turismo bueno”, respetuoso, sostenible; y pasar a la lista de patrimonios de la humanidad en riesgo va a acabar con lo poco de la buena imagen que queda; y la repercusión sobre la economía de la ciudad podría ser enorme.

El Colectivo Somos Centro Histórico se une a las comunidades de Tierrabomba, Manga, Bocagrande y Castillogrande para evitar que se cometa esta afectación al patrimonio histórico, y se generen impactos sociales y ambientales irreversibles con la Marina de la Bodeguita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *