La izquierda en Colombia con Gustavo Petro al frente sigue su imparable ascenso. Obtuvo un 40% de los votos y consiguió este domingo un triunfo histórico ganando unas elecciones presidenciales por primera vez en la historia del país. En total ocho millones y medio de votos, el doble de los obtenidos en los pasados comicios de 2018. Pero no bastaron. Habrá segunda vuelta el 19 de junio.

El candidato de la izquierda por el Pacto Histórico se medirá a Rodolfo Hernández de La Liga de Gobernantes Anticorrupción, el exalcalde de la ciudad de Bucaramanga, de 77 años y que recibió un 28% de los sufragios, casi seis millones de votos. Fico anunció que apoyaría a Hernández porque para él Petro representa una amenaza para Colombia

A pesar de la victoria, en el salón rojo del Hotel Tequendama, cuartel general de Petro en la jornada electoral, no hubo una alegría desbordada, más bien preocupación y un cierto estado de shock. La suma de las dos formaciones de derechas, la de Hernandez y la de Federico Gutiérrez ‘Fico’ de Equipo Colombia, tercero en la contienda, suman once millones de votos. Fico anunció este mismo domingo que apoyaría a Hernández porque para él Petro representa una amenaza para Colombia.

Por otro lado, el también ex alcalde de Medellín Sergio Fajardo, el otro gran derrotado y que quedó cuarto con casi 900.000 votos anunció que se reunirán este lunes para definir una posición colectiva y decidir a quién apoyan en segunda vuelta.El periodista Hollman Morris: “Entre la victoria progresista y la derrota uribista aparece el populismo trumpista en versión criolla que es Rodolfo Hernández”

En cualquier caso, la lectura de los resultados puso en evidencia que el gran derrotado de esta contienda electoral fue el proyecto político uribista forjado alrededor de la figura del expresidente Álvaro Uribe y que terminará con la salida del actual e impopular presidente Iván Duque. “Es el fin de una era que condenó a Colombia a la ignominia, a la indignidad y a la pobreza.

Pero entre la victoria progresista y la derrota uribista aparece por el medio el caballo del populismo trumpista en versión criolla que es Rodolfo Hernández. Y Colombia tendrá que decidir entre si quiere un cambio de transformación nacional y popular a futuro o si quiere un cambio que sería un suicidio y hasta peor que todo lo que hemos vivido con el uribismo”, dice a Público el periodista Hollman Morris, exconcejal de Bogotá y muy cercano a Petro.

Sin euforia en el cuartel de Petro

El candidato de izquierda apareció junto a su vicepresidenta Francia Márquez, hora y media después de conocerse los resultados. Lo hicieron contentos pero no exultantes. Su discurso fue poco triunfalista y apelando a su militancia a conseguir un millon de votos más en estas tres semanas para ganar en segunda vuelta. E instó a la sociedad colombiana a reflexionar sobre el cambio a la sociedad colombiana a reflexionar sobre el cambio que quiere para los próximos cuatro años.

“Aquí nos toca muy serios decidir qué cambio quiere Colombia. Nosotros queremos un cambio que construya paz y acabe con la violencia y con justicia social para que las personas mayores tengan pensión, para que el conjunto de la sociedad tenga acceso a la salud y nuestra juventud tenga derecho a poder acceder a la educación superior. Y yo les solicito que no demos un salto al suicidio liderado por alguien que dice que admira a Hitler”, señaló en referencia a Hernández.

Petro también dijo que Colombia debía hacer balance de lo que significó cerrarle las puertas al progresismo hace cuatro años y permitir que un proyecto como el de Duque llegara al poder. “Duque dijo que haría trizas los acuerdos de paz y hoy tenemos más violencia, más corrupción y más hambre. Me pregunto si valió la pena cerrarle el camino al progresismo por temor a un cambio. Aletargarlo ahora nuevamente solo significará más destrucción de la paz, muchos más muertos y más estancamiento económico por no pasar a construir una economía productiva”, afirmó Petro.

Por su parte Hernández, al más puro estilo Trump no apreció en público para celebrar los resultados. Lo hizo a través de las redes sociales en conexión con miles de cibernatuaras para difundir su mensaje y decir básicamente que perdió la politiquería y la corrupción. “Hoy ganó la ciudadanía, hoy ganó Colombia”, afirmó.

El exguerrillero y ex alcalde de Bogotá Gustavo Petro se verá nuevamente en contienda electoral con el constructor multimillonario y exalcalde de la ciudad de Bucaramanga Rodolfo Hernández. Será dentro de tres semanas en segunda vuelta. Las cuentas iniciales le darían una ventaja a Hernández. Sin embargo, en el cuerpo a cuerpo Petro es totalmente superior si se da un debate de ideas al que Hernández le suele rehuir como ya demostró en la precampaña de la primera vuelta. A Petro se le reconoce su condición de estadista y de hombre de Estado mientras que a Rodolfo Hernández le critican que funciona únicamente a base de tik tok y de frases huecas También tendrá que ver como acomoda el ya manifiesto apoyo que tiene del uribismo que él tanto criticó. La última palabra la tendrá la ciudadanía el 19 de junio.

FUENTE PÚBLICO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *