Zambrano sucumbe ante la creciente del Magdalena. Esta vía existía en el año 2010 y desapareció con la creciente del río en el 2020. Los habitantes se han visto afectados y hacen un llamado para que la administración municipal asuma un compromiso frente a esta emergencia. Varias familias quedaron incomunicadas.

Calles y viviendas han colapsado por la fuerza que lleva la corriente del río. Los habitantes de esta población se han unido para trabajar y hacerle frente a la crítica situación. Rellenan sacos y los colocan a la orilla del Magdalena para hacerle frente a la subienda.

Los zambraneros claman por la presencia de la Oficina de Gestión de Riesgo en el lugar toda vez que además de la vía que colapsó, la creciente del río ha afectado dos viviendas y se hace necesario que estas familias sean evacuadas. Las lluvias no paran y la población clama por una pronta atención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *