San Basilio de Palenque uno de los primeros pueblos libres de América, fue declarado en el año 2005 por la UNESCO, como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Recorrer sus calles es adentrarse a un mundo mágico donde pareciera que el tiempo se hubiera detenido, pero que la sangre cimarrona que aflora en cada uno de sus habitantes, los enaltece y los encumbra hacia nuevos horizontes.

Hablar de Palenque es hablar de Antonio Cervantes Reyes, un negro de alta estatura que enseñó a ganar a Colombia, desde aquel 27 de Octubre de 1972, cuando venció a el panameño Alfonso Pepermint Frazer, contra todo pronóstico, ni la prensa de la época, ni las apuestas daban como ganador al gran “Kid Pambelé”.

En el mes de mayo, del año 2014 en una sentida ceremonia, organizada por el director de IDERBOL de entonces, Dumek Turbay Paz, se le entregó a Palenque una majestuosa escultura del mejor boxeador libra por libra que ha nacido en Colombia. La escultura tiene un tamaño mas o menos de dos metros y simula a Pambelé tirando un jab retrocediendo, una de sus armas mas letales cuando fue campeón mundial. Partes de la estatua que se encuentran desgastadas y raídas.

La estatua está en una plazoleta que se ha convertido en sitio turístico, dada la importancia que tiene el campeón en el ámbito del deporte a nivel mundial. No solo llegan turistas de Colombia, sino de todo el mundo. En día pasados pudimos ver de primera mano, como se ha deteriorado su estructura, y se encuentra un poco raída y desgastada, por el paso de los años, por el sol y la lluvia.

Desde esta tribuna deportiva, hacemos un llamado a la Alcaldía de Mahates, la cual tiene la jurisdicción del corregimiento de Palenque, y también a IDERBOL, para que le hagan mantenimiento a esta estatua, y de esta manera seguir conservando un homenaje al mejor boxeador que ha tenido Colombia: Antonio Cervantes Reyes, Kid Pambelé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *