Evasivas y un hamaqueo constante por parte del alcalde William Dau tienen a la administración contra las cuerdas y a punto de una demanda por parte de KMA superior a los 100 mil millones de pesos. La firma ha insistido en el querer conciliar y llegar a un acuerdo con el mandatario a fin de asumir los proyectos de la ampliación del Corredor Portuario y la Quinta Avenida de Manga.

La firma obtuvo el derecho para contratar esta importante obra y durante año y cuatro meses han tratado de sentarse con el mandatario y solo ha sido posible una vez. Esta situación tiene al Distrito ad portas de un nuevo litigio por una cuantía millonaria que para nadie es un secreto, pondría en calzas prietas las finanzas de la ciudad. El interés de KMA como lo han reiterado no es demandar sino acordar y hacer un proyecto que beneficie la ciudad.

Menzel Amín, gerente de KMA sostuvo que ante las múltiples propuestas que se han planteado, (seis en total), no se ha conocido una respuesta por parte de la administración que ha dicho que no le gustan los peajes como alternativa para financiar la obra. Una de las alternativas que se puso sobre la mesa es que solamente el transporte de carga pagara los peajes.

El alcalde ha sido renuente a firmar este proyecto y las vías de conciliación se han ido agotando con el pasar de los días. La vía administrativa será la que dirima esta situación en la que los expertos señalan que con una demanda el Distrito tendrá que asumir un compromiso y tomar una decisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *