Además de las más de 500 hectáreas de cultivos arrasadas por el desbordamiento del Arroyo Grande, Chiquito y El Hormiguero, se afectó notablemente la infraestructura de tres puentes sobre estos cauces, al punto que algunas zonas del municipio de Clemencia podrían quedar incomunicadas.

El alcalde de Clemencia, Raúl Cabarcas Vásquez, precisó que el daño más grande lo sufrió el puente sobre el arroyo Jorrito que comunica a la cabecera y zona rural con el corregimiento de Las Caras. “Este puente debe ser reparado de inmediato para evitar un colapso”, dijo el Alcalde.

Agregó que las fuertes corrientes socavaron los taludes del puente sobre el arroyo Chiquito, por lo que es necesario construir gaviones para protegerlo. “También desaparecieron varios gaviones en el Arroyo Grande, por lo que también necesita la reparación inmediata”, dijo.

Aseguró que, entre tanto, el desbordamiento del arroyo El Hormiguero afectó los cercados de varias casas y socavó las orillas, por lo que según el Alcalde es necesario hacer obras urgentes para mitigar la erosión construyendo gaviones en las partes críticas.

De acuerdo con el último censo entregado por la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria (Umata) de Clemencia se afectaron 352 predios que ocupaban más de 500 hectáreas cultivadas de plátano, ñame, yuca, ají, frutales, maíz y arroz.

Raúl Cabarcas instó a las Unidades de Prevención y Atención de Desastres del Departamento y la Nación a apoyar a las más de 1.760 familias damnificadas por el invierno en Clemencia.

Precisó que con recursos del municipio comenzará las obras más urgentes y entregará ayudas a la población afectada. “Nuestro principal orgullo es el campo de Clemencia, por lo que nuestros campesinos pueden estar seguros que no los dejaremos solos”, puntualizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *