En el mediodía de ayer apareció flotando en el Río Magdalena, el cadáver de un hombre que aún no ha sido identificado por las autoridades de Magangué. El cuerpo es de una persona de sexo masculino, tiene un sueter color negro y un jeans con indigo azul.

TORTURADO Y AMORDAZADO

El cuerpo sin vida hallado a la altura del corregimiento de Santa Fe, se encontraba descompuesto en la cabeza al igual que en el rostro. Al parecer el hombre antes de ser asesinado o arrojado a las aguas del río, le amordazaron las manos, por lo que se convierte en materia de investigación para las autoridades. Miembros de la policía llegaron hasta el lugar de los hechos a inspeccionar el cadáver, que minutos más tarde fue trasladado hasta la ciudad de Sincelejo, para que Medicina Legal logre su identificación.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *