Eso Va Noticias

En Transcaribe nada está claro y Dau insiste en Gerente de Cali

Por Álvaro Anaya Díaz

En medio de la crisis que enfrenta Transcaribe y el futuro incierto del sistema de transporte público regulado por el Distrito, al alcalde William Dau sólo le interesa dejar su nueva gerente de Cali, modificar otra vez los estatutos de la empresa y aprobar nuevos convenios interadministrativos.

En dos años y medio, el mandatario ha hecho poco o nada por sacar Transcaribe adelante, mientras el déficit financiero sigue en aumento. Por tercera vez en una semana, la administración Distrital intentará de nuevo escoger gerente de Transcaribe, al convocar para este miércoles la Junta Directiva con el mismo orden del día de las reuniones fallidas el 15 y el 17 de este mes, a pesar de la solicitud de excluir ese punto por inconveniente y ante la necesidad de estudiar las hojas de vida de profesionales idóneos para el cargo.

De acuerdo a los intereses del alcalde Dau, con seguridad intentará por todos los medios retomar el punto de la elección, sin tener en cuenta que la reunión no es una extensión de la suspendida el viernes anterior. En esa oportunidad, la suplente del alcalde William Dau en la Junta de Transcaribe, Diana Martínez, propuso retirar el punto de la elección del gerente mientras se realizaban las entrevistas a las candidatas postuladas por la administración.

El orden del día incluía, además, la autorización para suscribir dos Otrosíes a los contratos de Transcaribe con la firma operadora Cartagena Complementaria y Social y la Compañía Seguros del Estado, y dos convenios considerados sorpresa por la falta de información válida para sus respectivos estudios, teniendo en cuenta que se trata de una propuesta de liquidación del contrato de concesión del recaudo de Transcaribe que opera la firma Colcard.

Las propuestas a la Junta Directiva de Transcaribe coinciden con las pretensiones del alcalde William Dau de dejar sin recursos la infraestructura de ciclovías de la ciudad y liquidar la firma que tiene a su cargo el recaudo para entregar la operación a la empresa IVU Traffic y Prodata del MIO de Cali. Para lograr ese objetivo, el secretario General de la Alcaldía Distrital, Luis Roa Merchán, solicitó a la secretaria de Hacienda, Diana Villalba, un traslado presupuestal por la suma de $4.700 millones a la Unidad Ejecutora del despacho del alcalde, como respaldo financiero para saldar la deuda operacional de Transcaribe con Colcard.

Precisamente, una ex-funcionaria del MIO, María Claudia Jiménez, quien tiene a su cargo la dirección operativa de Transcaribe, es la candidata de Dau Chamat para ocupar la gerencia de Transcaribe. Ante la falta de argumentos para conocer a fondo la propuesta –disfrazada de liquidación bilateral–, miembros de la Junta Directiva solicitaron eliminar los puntos del orden día que comprometían las maltratadas finanzas de la empresa y exigieron la documentación inmediata para abocar una decisión ajustada a la ley, teniendo en cuenta que podrían estar ante una falsedad ideológica para pretender el propósito de Dau Chamat de conseguir la aprobación para la finalización de la concesión que tiene Colcard y como consecuencia de ese punto suscribir un “convenio de desempeño con el Distrito de Cartagena como apoyo a la terminación bilateral Colcard”.

El mandatario pretende hacer la supuesta liquidación con el MIO de Cali, que no tiene la experticia para esa actividad, después de conocer el fracaso de su propia gestión en la capital del Valle. ¿La Junta conoce la realidad de Transcaribe? Por la actuación de algunos de sus miembros en los dos intentos de reuniones la semana pasada, se entendería que no al solicitar una mayor información de las propuestas que lleva la administración a las reuniones de Junta. ¿Insistirán hoy en plantear de nuevo la modificación de los estatutos de Transcaribe? A propósito, y de acuerdo al informe presentado por el gerente encargado, Mauricio Hernández, al Concejo Distrital, se confirma que las cifras son diferentes cuando se trata de la Junta Directiva, el gobierno nacional y la corporación edilicia. El déficit financiero y el número de buses que trabajan en el SITM en Cartagena son los secretos mejor guardados en Transcaribe. De allí que nada está claro.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *