Aún no se tienen claras las razones por las que 17 caballos cocheros murieron en menos de una semana tras padecer fiebres y dificultades respiratorias. La publicación se hizo publica y viral ayer a través de la página de Wikimédicos donde manifiestan que la situación se viene registrando desde el viernes de al semana pasada. Los médicos están asombrados tras dicha publicación que ha encendido las alarmas y el debate en la ciudad de Cartagena.

Las autoridades de salud y veterinarios no encuentran explicación a lo que ha sucedido y, se ha logrado establecer, que algunas muestras ya reposan en el Ica para el respectivo análisis. Así mismo, los empresarios cocheros han tratado de buscar remplazos a los animales que han fallecido y varios de estos han presentado fiebres altas.

Los cocheros y miembros del área de la salud están sorprendidos con esto que viene ocurriendo y han pedido respuestas a los entes nacionales frente a un caso que tiene a todos pensando en lo que pueda estar ocurriendo y al que, aseguran, no se le puede restar importancia. De igual forma, se conoció de un caso de una mujer que perdió en una semana más de 15 canarios que murieron sin explicación alguna en el barrio Manga. En esta residencia, se estableció, que la mayoría de las personas dieron Covid19 positivos.

DINAMARCA, UN CASO RECIENTE

De esta situación el caso más reciente se referencia en Dinamarca donde decidieron deshacerse rápidamente de visones para luchar contra la pandemia de covid-19, debido a una mutación del virus transmisible a los humanos, pero incluso después de muertos y enterrados, resurgen bajo los efectos de los gases de descomposición.

A principios de noviembre, Dinamarca anunció que iba a sacrificar a más de 15 millones de visones, debido a una mutación problemática del coronavirus transmitida por estos animales, que podía, según estudios preliminares, amenazar la eficacia de la futura vacuna para los humanos. El de Cartagena sería el primero de los casos que se reporta y se esperan las respuestas por parte de las autoridades de la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *