El cuerpo de seguridad de Vladimir Putín es uno de los más sofisticados del mundo, más, en este momento en el que está en la mira de occidente tras ordenar la invasión a Ucrania.

Mucho se habla de los métodos y esquemas de seguridad a los que acude su círculo cercano para garantizar que siga con vida, tanto así, que diferentes medios han reseñado la presencia de un chef exclusivo para el mandatario ruso y hombres que prueban la comida para evitar que sea envenenado.

Putin siempre luce inquebrantable ante los medios y su aspecto es el de un hombre que parece no conmoverse con nada; sin embargo, en declaraciones entregadas a la BBC y recogidas por Independent, el exembajador del Reino Unido en Rusia sir Roderic Lyne reveló una de las mayores preocupaciones del mandatario ruso.

Según Lyne, la telefonía móvil y las redes sociales son una constante preocupación para Putin, tanto así, que ha intentado prohibir, por varios medios, el uso de estos dispositivos y el acceso a las diferentes plataformas.

“Creo que el señor Putin está muy nervioso por perder el control y por perder su propio trabajo”, indicó Lyne a BBC, según Independent.

Putin, durante la primera semana del ataque ordenado a Ucrania, ha intentado persuadir a los medios independientes de su país para que eliminen y no publiquen contenido relacionado con la invasión, señalando que, de lo contrario, podrían tener fuertes sanciones.

La paranoia de Putin con las redes sociales va más allá. Lyne también señaló que desde Rusia buscan impedir que se revelen datos, videos o fotografías que den cuenta de la crudeza de los ataques contra los ciudadanos ucranianos y sus familias, por lo que está intentando restringir el acceso a internet y redes sociales.

“Su mayor debilidad es el teléfono móvil. Intentará cerrar algunos sectores del Internet si puede, así como restringir las redes sociales. Eso es bastante difícil. La KGB en la que aprendió no tenía que lidiar con los teléfonos móviles. Todos los rusos tienen un teléfono móvil. Los ucranianos están llamando a sus amigos y familiares en Rusia. Están enviando fotografías de la verdad a Rusia”, explicó Lyne.

Putin, años atrás, ya había dejado ver su temor a los teléfonos celulares y le aseguró a la agencia oficial Tass que prefería utilizar otras formas de comunicación antes de recurrir a un dispositivo móvil. “Simplemente dispongo de otras posibilidades”, dijo Putin una entrevista concedida en 2020 a esa agencia y la cual fue recogida por el diario español El Mundo.

En ese entonces, el mandatario ruso señaló que los teléfonos utilizados por él están conectados por cables y que no disponen de “ordenadores”; además, los informes que le llevan están en carpetas de colores, método que, según él medio, es “difícil de ‘hackear’”.

¿Cómo detener a Putin?

Lyne cree que las sanciones de occideten a Putin podrían arrinconarlo, pero no acabarlo. Según indicó en sus declaraciones a BBC, el presidente Ruso está expuesto a que los ciudadanos de su país provoquen una “revuelta masiva” impulsada por las consecuencias de las presiones económicas internacionales.

Ante este panorama el exembajador del Reino Unido en Rusia aseguró que Putin “usará la máxima represión absoluta para detenerlo” y planteó otro escenario para poner fin a su mandato.

“La otra sería un trabajo interno de personas muy cercanas a él que lleguen a la conclusión de que este terrible error le está costando muy caro a Rusia, (…) esto podría no suceder pronto”, concluyó el diplomático británico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *