El Departamento Administrativo Distrital de Salud, DADIS, viene preparándose junto al sector de la salud de Cartagena para la eventual presencia de casos de viruela del mono en la ciudad.

La red notificadora de eventos de interés en salud pública del Distrito ya cuenta con la capacidad de detectar los casos y tomar las medidas epidemiológicas a las que haya lugar.

“Por ser Cartagena una ciudad turística, una vez emitida la alerta internacional, se adoptaron medidas bajo los lineamientos del INS. Estamos vigilantes para que en caso de que se identifique un posible caso de viruela del mono o que presente la misma sintomatología, este sea notificado de manera inmediata y se le presta la debida atención para evitar futuros contagios”, afirmó Eva Massiel Pérez, líder del programa de Vigilancia en Salud Pública del Dadis.

El pasado 8 de junio se realizóen las instalaciones del DADIS el primer comité de sanidad portuaria, en el cual se abordó el tema de un posible ingreso a la ciudad de un turista contagiado con la Viruela del Mono.

De igual manera, el pasado 27 de mayo, mediante la circular 109-2022, dirigida a las Empresas Administradoras de Planes de Beneficios y los diferentes prestadores de servicios de salud que operan en el Distrito de Cartagena, el Departamento Administrativo Distrital de Salud, DADIS, generó indicaciones sobre la alerta internacional ocasionada por los casos de viruela símica.

Entre otras indicaciones consignadas en la circular, el Dadis conminó a las IPS a notificar de manera inmediata los casos que detecten que, como antecedente importante, tenga el viaje o nexo epidemiológico, deben realizar desarrollo de capacidades a médicos y personal de la salud en las acciones de manejo y Vigilancia de este evento.

Por su parte, las Eps deben garantizar las pruebas diagnósticas a través de su red de prestación de servicios y fortalecer las acciones de Información, Educación y Comunicación a la comunidad.

Viruela del mono
La viruela del simio (VS) es una enfermedad viral zoonótica que puede infectar a primates no humanos, roedores y algunos otros mamíferos. En la mayoría de las personas, la VS es una enfermedad autolimitada y benigna, que se prolonga por dos o cuatro semanas con recuperación completa.

Se transmite principalmente por contacto directo o indirecto con sangre, fluidos corporales, las lesiones de la piel o las mucosas de animales infectados. La transmisión de persona a persona puede producirse por contacto estrecho con secreciones infectadas de las vías respiratorias o lesiones cutáneas de una persona infectada, o con objetos contaminados recientemente con los fluidos del paciente o materiales de la lesión.

Los síntomas en una primera fase van desde el día 0 hasta el 5; se caracterizan por fiebre, cefalea intensa, linfadenopatía, dolor lumbar, dolor muscular y cansancio intenso. Y una segunda fase que se da entre 1 a 3 días después del inicio de la fiebre, donde aparecen distintas lesiones cutáneas que, por lo general, afecta primero el rostro y luego al resto del cuerpo. Las zonas más afectadas son el rostro, las palmas de las manos y las plantas de los pies.

La confirmación de un caso solo podrá realizarse por laboratorio, para lo cual se deben recolectar muestras de fluidos tomados del interior de más de una lesión en piel.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *