A los 83 años murió el exsenador Roberto Gerlein quien permanecía desde hace varios días en una Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica del Caribe donde venía siendo tratado de una infección urinaria que se complicó. Durante 50 años ocupó su curul por el partido Conservador por lo que fue reconocido como el congresista eterno.

Militante desde los inicios de su carerra política del partido Conservador cuando comenzó en 1967. Primero fue representante a la Cámara pero luego dio el salto al Senado en 1978. En esta segunda corporación hizo parte del Ejecutivo como ministro de Desarrollo Económico. Esto ocurrió en la administración de Belisario Betancourt. También llegó a ser gobernador del Atlántico.

El exsenador Gerlein fue reconocido por sus posiciones conservadoras. Incluso, llegó a emitir comentarios homofóbicos en contra de las parejas de hombres del mismo sexo, esto lo hizo en 2012, cuando el Congreso estudiaba el proyecto sobre el matrimonio igualitario. En pleno debate, Gerlein calificó el coíto entre dos hombres como algo”sucio, asqueroso, sexo que merece repudio y es un sexo excremental”.

Además de estos cuestionados comentarios, los últimos años de Gerlein en el Congreso serán recordados porque fueron varias la veces en las que las cámaras lo captaron durmiendo en su curul durante las plenarias. Estos hechos empañaron el reconocimiento que tuvo este como parte de la generación de oradores que pasaron por el Congreso. Incluso, como registraron algunos medios, existía el aforismo de que “cuando Gerlein habla, el Capitolio calla”.

Por casi medio siglo se tenía entre las cuentas que la curul de Roberto Gerlein estaba asegurada. Tanto así que incluso llegó a tener casi 8.000 votos en 2018, a pesar de que días antes había anunciado que no regresaría al Congreso, debido a sus afecciones de salud.

Precisamente para ese momento se recordó el reconocimiento de Roberto Gerlein de que en la Costa Caribe se compraban votos, pero este hizo la salvedad que nunca habría tenido que recurrir a estas acciones. “Es cierto que en la costa se compran votos. Qué vamos a hacer, es un hecho. Si el elector no recibe un aliño no vota”, comentó en 2018 en una entrevista con W Radio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *