Con más pena que gloria se despide de la comandancia de la Policía Metropolitana de Cartagena, el general Henry Sanabria Cely, quien a juicio de la Red de Veeduría a la Rama Judicial, Vejuca, se venía insistiendo de tiempo atrás en su relevo teniendo en cuenta que no habían avances en procura de intensificar la percepción de seguridad ya que, a juicio de Erick Urueta Benavides, representante de la red, todos los días se registraban hechos que alteraban el orden y la tranquilidad de los cartageneros y uno de los más importantes los delitos contra la vida.

Asegura que precisamente el pasado sábado 26 de diciembre, se registró el asesinato de una persona en el barrio San Francisco y el tema de los abusos y la extralimitación de la Policía que se convirtió en una constante. “Fíjese que hace meses se elevó el grito ante las autoridades por los abusos en el CAI de Las Gaviotas y ayer nos enteramos de que nuevamente los policiales de esta estación persiguen a un residente lo maltratan y finalmente muere”, precisó el líder quien añadió que esta persona respondía el nombre de Ángel Mattos, familiar de un fiscal.

Lo que se ha pedido por parte de Vejuca es que los casos avancen y que con la nueva comandancia en cabeza del brigadier general Luis Carlos Hernández Aldana, se les de celeridad para encontrar una respuesta propositiva y que la autoridad policial vuelva a tener el respeto y la confianza que perdió hace un tiempo atrás en la ciudad. “El general Henry Sanabria se va con un sinnúmero de problemas sin resolver y consideramos que el cargo de Director Financiero que le han dado es un premio y un reconocimiento a su cuestionada labor en la ciudad”, expresó el líder quien concluyó que la gestión de Sanabria Cely es muy mediocre y deja una ciudad muy mal parada en materia de seguridad.

La idea es que una vez asuma el nuevo comandante, los líderes de la ciudad esperan sostener una reunión con la que puedan exponerle la situación que se vive en la ciudad de Cartagena y encontrar de su parte una respuesta que irradie la esperanza que se requiere en estos momentos para garantizar la tranquilidad de los cartageneros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *