Por: William De la Hoz Córdoba

Siempre se ha visto como el gran problema del espacio público a la venta informal, la basura, a los habitantes de calle entre otros y que generan situaciones para atender por las autoridades.

Existe hoy otra situación que inquieta a la ciudadanía en las grandes urbes, y nuestra Cartagena no escapa a ello.

 El fecalismo al aire libre de las mascotas, principalmente de perros, no es un asunto menor, del cual se pueden derivar problemas de intolerancia entre vecinos por la no tenencia responsable de las mascotas, como también los problemas de salud generados por la materia fecal que se deja en parques, aceras y zonas verdes, el cual contribuye a la polución no sólo del aire, sino también la contaminación de la vía pública, sin desconocer el peligro que representan ciertas razas de perros consideradas peligrosas y que también ya están haciendo parte del paisaje urbano.

Prohibido llevar perros al campo | Animales y CIA | EL PAÍS

Impedir o tratar de evitar la tenencia de mascotas en nuestro país es un acto violatorio de los derechos fundamentales, como lo son el libre desarrollo de la personalidad y la intimidad personal y familiar; pero esto no significa que el dueño de una mascota pueda obrar sin respeto a sus vecinos o que no debe cumplir ciertos parámetros de seguridad.

Es importante recordar que, durante la protección de los derechos de unos, no se pueden violar los de otros.

Uno de los hechos más frecuente con las mascotas, es cuando se omite la recogida de los excrementos de los animales, por parte de sus tenedores o propietarios o dejarlos abandonado después de haberlo recogido; y cuando esto ocurra en el espacio público o en áreas comunes, se incurre en la violación del Código Nacional de Policía y Convivencia en su art. 124 (Comportamientos que ponen en riesgo la convivencia por la tenencia de animales. Dejar deambular semoviente, animales feroces o dañinos, en espacio público y privado, lugar abierto al público, o medio de transporte público, sin las debidas medidas de seguridad.) … y se sanciona con multa.

Razones para recoger los excrementos de nuestros perros - mundoAnimalia.com

Según la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), un perro de aproximadamente 15 kilos evacua diariamente alrededor de 600 gramos de excremento, lo que significa un total de 18 kilos al mes, que se depositan en la calle o en las plazas a las que lo saca a pasear su dueño o el encargado del animal.

 Es por ésta razón que prácticamente no hay parques o plazas libres de parasitosis, que están afectando especialmente a los niños, quienes deberían ser los protagonistas en nuestros espacios de recreación y convivencia.

En algunas ciudades de Colombia ya existen proyectos de parques con áreas exclusivas y protegidas donde propietarios responsables llevan los caninos a diferentes actividades propias para ellos.

En la medida en que aumente el conocimiento, de los tenedores y no tenedores de mascotas, acerca de la dinámica de las poblaciones canina enmarcado en la relación animal-humano, se podrán establecer medidas certeras para la erradicación de los múltiples problemas derivados de la tenencia de mascotas.

Con base en estrategias educativas comprobadas, existe la tendencia a creer que esta línea de acción es tan eficiente como las otras planteadas.

Independientemente del tipo de medida que se quiera promulgar, esta debe ir acompañada de políticas públicas que les den sustento legislativo a las acciones por emprender, como también un empoderamiento a partir del reconocimiento de que el problema existe.

 Es muy difícil tratar de corregir un problema sin ni siquiera reconocerlo.

Debemos considerar pertinente que las autoridades locales, los animalistas y juntas vecinales, copropiedades implementen urgentemente estrategias para el manejo responsable de este tema y que incidan en la generación de conciencia ciudadana, y contribuir a la disminución del problema en beneficio de las personas que pasean por las aceras o los parques, así como en la salud, bienestar y sana convivencia de la comunidad; y pongamos en real escala de valores a los actores de la presente problemática.

Williamdelahoz2@hotmail.com

4 comentarios en «El espacio público y las mascotas»

  1. En el año 2002 cuando estuve en San Pablo sur de Bolívar, los cocheros usaban una especie de pañal apoyado sobre el coche, de tal manera que cuando el caballo defecaba caía directamente sobre él, cuando el caballo orinaba, se acercaban a una casa vecina con un balde que cargaban a pedir un poco de agua y limpiaban esa orina, porqué no implementarlo también con los caninos?

  2. Excelente artículo ,estoy de acuerdo en que tener una mascota ayuda mucho a manejar ciertos problemas que se vienen presentando en nuestra sociedad actual , pero esto no exime al tenedor de cumplir con las reglas y normas de convivencia

  3. Querido William, me parece muy pertinente tu escrito para este tiempo donde los tenedores de animales no quieren hacerse conscientes de su responsabilidad, de su compromiso con el tema.Tener una mascota obliga a su dueño a cuidar la salud de los otros.No debemos olvidar por ningún motivo que primero somos los seres humanos que las mascotas.

  4. Totalmente de acuerdo con el artículo del Dr. De la hoz, ya que en nuestro medio hay muchas personas irresponsables con la tenencia de mascosta sobretodo perros ya que les permiten hacer sus necesidades fisiológicas (fecales)en cualquier parte y no las recogen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *