La deserción estudiantil puede incrementarse en la ciudad de Cartagena toda vez que la administración distrital aún no encuentra una respuesta asertiva para el manejo del Plan de Alimentación Escolar, PAE en esta capital que ya cumple más de un mes. Los problemas con los operadores se han ido sumando uno a uno. Hoy son cerca de 46.0000 alumnos de las instituciones educativas oficiales que se están viendo afectados y urge una pronta solución.

Y más allá de si la Bolsa Mercantil declaró desierta la convocatoria por segunda vez consecutiva, los padres de familia, ante la precariedad de sus recursos, aguardan seguir teniendo un el respaldo en el Plan de Alimentación Escolar para que su hijos asistan a las aulas. De momento, se abstienen de enviarlos.

La única firma interesada desistió en participar de la convocatoria en días pasados. Es la segunda vez que se declara desierta por parte de la Bolsa Mercantil. Es de recordar que el 29 de abril una de las firmas recibió observaciones de orden técnico, jurídico y financiero para que fueran subsanadas antes de la rueda de negocios, pero nunca corrigió dichas observaciones.

El panorama es incierto para el PAE en Cartagena y para los alumnos que se ven beneficiados con este programa. Se espera que un nuevo operador conozca las reglas de juego y que le sean convenientes para darle manejo al Plan de Alimentación que por ahora está estancado y no da muestras de avanzar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *