Acciones conjuntas de la Guardia Ambiental, la Gerencia de Espacio Público junto con la Policía Metropolitana de Cartagena permitieron la demolición de un kiosko del que, aseguran las autoridades, estaba construido en zona de bajamar. La edificación estaba ubicada en zona de bajamar en el sector Los Morros en el corregimiento de La Boquilla.

Las labores fueron adelantadas gracias al acompañamiento y liderazgo del alcalde Local 2, Andy Reales. La infraestructura, señalan los vecinos del lugar, generaba incomodidad debido al exceso en los niveles de ruido y otro sinnúmero de problemas. El kiosko fue motivo de polémica, incluso en los medios nacionales. Las acciones se cumplieron en completa calma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *