Abusando tal vez de la cercanía, la confianza y la amistad que sostiene con la Procuradora General de la Nación, Margarita Cabello Blanco, el alcalde William Dau Chamat subestimó el proceso que le abrió el Ministerio Público y lo calificó como tonto. El hecho al que se refiere el ente de control ocurrió el 13 de abril de 2021 durante una sesión del Concejo Distrital en la que el alcalde le faltó al respeto al cabildante Laureano Curi.

El mandatario consideró que es un proceso de poca monta y puso en duda una posible sanción. “La Procuraduría no se puede dedicar ahora a ser los vigilantes de la moral, del buen hablar de la gente, y haciéndose los tontos con lo que es corrupción”.

Dau volvió a descargar su responsabilidad con otros hechos y señaló que en la corporación edilicia hay dos miembros involucrados en el caso de los llamados ‘libros’ que dieron con la elección de la excontralora, Nubia Fontalvo.

Las presuntas faltas que dieron origen al proceso que se le abrió al alcalde fueron calificadas provisionalmente, como graves a título de dolo toda vez que, según la Procuraduría, los funcionarios pudieron incurrir en una violación de las normas de obligatorio cumplimiento y de las asignadas a sus cargos, al probablemente no propender por un actuar encaminado al respeto y salvaguarda de la dignidad humana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *