Un verdadero calvario tiene que vivir los conductores de distintas empresas de ambulancias y paramédicos de la ciudad de Cartagena, debido a la falta de adecuación de un espacio especial para que los profesionales del volante puedan parquear las ambulancias en las clínicas y hospitales de la ciudad de Cartagena después de dejar a los pacientes, ya que algunos de ellos requieren ser transportados nuevamente y después de la intervención de algún procedimiento médico.

Los conductores de las ambulancias, indican que la mayoría de los parqueaderos de los hospitales son utilizados por vehículos particulares y funcionarios del hospital, también manifiestan que muchos de estos centros asistenciales no cuentan con el espacio suficiente para habilitar zonas de parqueo, situación que también los perjudica económicamente porque algunos conductores de estos vehículos han sido sancionados por agentes de Tránsito Distrital por encontrase mal parqueados.

Los centros que más registran inconvenientes con la falta de espacios son: la urgencia de la Clínica Crecer, ya que siempre hay vehículos particulares parqueados en frente, en la Casa del Niño tienen prioridad son los vehículos colectivos y vendedores ambulantes; en la Clínica General del Caribe y la Clínica Blas de Lezo el sitio de las ambulancias y discapacitados son de uso exclusivo de los gerentes, esto sin contar que en IDIMAG ejecutivo siempre hay carros particulares y motos en la zona demarcada de azul, esto apenas son pocos ejemplos de la problemática que viven a diario los conductores de las ambulancias.

La directiva de este gremio realizará en el término de la instancia una solicitud formal a la autoridad de tránsito y a las gerencias de las diferentes clínicas, laboratorios y centros de radiología médica para que presten la mayor atención a esta problemática, con el fin que estas entidades puedan adelantar prontamente algún tipo de solución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *