Los concejales de Cartagena abordaron temas importantes de ciudad para analizar las situaciones que se vienen presentando tales como, el incremento de casos de ESCNNA ( Explotación Sexual Comercial de Niños y Niñas), colapso en la movilidad y compra del predio  para el Cabildo indígena.

El concejal Wilson Toncel del partido Cambio Radical, en consecuencia por la no compra del predio que se tenía previsto para la reubicación del Cabildo Indigena Zenú, manifestó la importancia de crear una comisión conjunta para la compra de este predio, ya que el concejo aprobó el presupuesto para que la alcaldía adquiriera el predio por ende, se pide una comisión urgente con la administración, para restablecer los derechos de esta población.

Por otra parte, el concejal Rafael Meza, del partido conservador, dijo: “el dia de ayer la  ciudad colapsó en materia de movilidad, según información evidenciada en redes sociales y medios de comunicación; es importante buscar e implementar soluciones cuando se tienen eventos en la ciudad para que la movilidad no se vea afectada y de igual manera para que los turistas no se lleven una mala imagen de la ciudad en cuanto a temas viales”.
A su vez,  la concejal Claudia Arboleda, del partido MIRA, indicó que en la ciudad de Cartagena se han agravado los casos de ESCNNA por esto, invita a la ciudadanía a denunciar estos hechos, reiterando que Cartagena debe ser proyectada como una ciudad para disfrutar en familia, asistir a eventos culturales y demás actividades que le permitan ser un destino de goce sano.  

Sesión informal

El concejo se declaró en sesión informal para escuchar a los minoristas y trabajadores del mercado de Bazurto quienes expresaron su descontento ante la administración por el abandono de la central de abastos más grande de Cartagena.

El concejal César Pión indicó que el mercado de Bazurto genera más de 5 mil empleos aún así la administración no tiene coherencia y claridad en la política de mercados públicos, en la empleabilidad formal y laboral, competitividad y salud pública.

En ese orden de ideas, diferentes actores cívicos como Jairo  Barrera, intervinieron afirmando: “la despensa de Bolívar es el  mercado de Bazurto y de este dependen muchas personas, invitamos a la administración a que escuche a los minoristas que son mayoría, hay que poner en contexto la realidad del mercado”.

Por su parte Jhon Jairo Guiral, minorista recalcó “las deudas que tienen los comerciantes, se han estado pagando sin embargo, muchos han perdido su dinero por complicaciones en el papeleo de las diferentes admisiones. Aseveró el ciudadano”.

Jorge Moreno,comerciante añadió: “la importancia de ¡salvar a Bazurto! Dejar a Cartagena sin su central de abasto es preocupante pues, muchos de los ciudadanos que habitualmente compran en la plaza no tienen para ir a un súper mercado por eso, la administración debe apersonarse de esta problemática y trabajar en pro de la central de abasto”.

El Secretario General Luis Roa,indicó “el traslado del mercado de Bazurto no es un capricho de la administración ya qué, hay una situación que desde 2010 se obliga por un fallo a dar formalidad al traslado”.

El secretario de infraestructura, Luis Villadiego, señaló que tienen un proyecto integral que nos permita ver el mercado como un modelo de negocio para mayoristas y minoristas, con esto se busca la creación de mercados satélites (red integrada de mercados)  para resolver las necesidades de la población.

El concejal Rafael Meza, del partido Conservador cuestionó a la administración ya que solo le quedan 18 meses para cumplir con sus proyectos y el traslado de Bazurto es un tema complejo que requiere tiempo.

Además, el Director del EPA, Javier Mouthon, expuso que a la entidad y a Cardique se le pide restablecer el orden ecológico de ese sector.

Gustavo Orozco, delegado del Dadis, precisó que se ha hecho control de roedores, efectuado la intervención de diferentes locales comerciales, para eliminar vectores también, se han sensibilizado diferentes comunidades aledañas para que realicen una buena manipulación de alimentos y así evitar el contagio por leptospirosis.

Camilo Blanco,  gerente de espacio público, añadió que, desde el espacio público se han buscado vías para la formalización de la mano de los empresarios a través del derecho de aprovechamiento para que las empresas apoyen a los vendedores informales en los lugares que se pueden ocupar.

En el mismo sentido, la concejal Claudia Arboleda, del partido MIRA, indicó se han hecho mesas de trabajo, junto a otros gerentes de espacio público sin embargo, hay que aterrizar la política pública a los territorios para mejorar las condiciones de los vendedores informales y llevarlos a la formalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *