Para hoy se tenía previsto la última mesa de negociación de los puntos económicos para definir el incremento salarial y otros aspectos económicos relacionados con los topes salariales; sin embargo, nuevamente el alcalde Dau Chamat a través de su Secretaria de Hacienda, Diana Villalba, envió un mensaje, según los sindicatos, cínico y mezquino teniendo en cuenta que no se presentó a la cita con las organizaciones sindicales. Esta funcionaria es fundamental para definir los temas económicos.

Por lo tanto, las organizaciones sindicales quedaron como ‘las novias de barranca’. Esta actitud asumida por el mandatario distrital, a través de su funcionaria, no solamente afecta a los empleados públicos antiguos sino que también le niega este derecho a los más de 400 ciudadanos que concursaron y se ganaron un puesto en la alcaldía pues al no negociar el incremento salarial a estas personas tampoco se les brindará. Recordemos que el alcalde y sus secretarios recientemente fueron cuestionados por unos aumentos que se hicieron en sus salarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *