Una gran jornada de protesta se está gestando por parte de las comunidades que se vieron afectadas, en su momento, por la empresa Dow Química, en lo que se ha denominado ‘El gran abrazo de la Bahía’. Aseguran que todo está listo para el próximo 24 de septiembre en donde se ha dispuesto que se adelante una jornada de navegación pacífica y simbólica de embarcaciones cuyo recorrido inicia en la comunidad negra de Bocachica, abrazando los arrecifes coralinos que bordean el canal de acceso de Varadero, bordeará la Zona Insular y la Zona de Mamonal para terminar en el muelle de La Bodeguita.

Con esta protesta se pretende llamar la atención del alcalde de Cartagena, William Dau Chamat, quien ha desatendido el clamor desde hace varios meses para que se pronuncie frente a la solicitud de la comunidad avalada por Cardique, de firmar un convenio interinstitucional que permita el manejo eficiente y ético de los recursos cancelados por Dow Química Colombia, en cumplimiento de la sentencia de la Corte Constitucional T080 de 2015.

La idea es que el mandatario distrital acate la disposición de dicho convenio en procura de que las comunidades puedan avanzar en la puesta en marcha de sus proyectos ambientales y, luego de la crisis que generó la pandemia, puedan ganarse el sustento con las acciones y labores que saben desarrollar como son entre otros, la pesca y la agricultura.

Wilman Herrera Imitola, representante legal del Consejo Comunitario de Caño del Oro, manifestó que será una jornada con la que se busca generar consciencia en los cartageneros y la necesidad que tienen los pueblos insulares de poner en marcha su trabajo pues los recursos que canceló la empresa Dow como indemnización por contaminación a la bahía, se encuentran consignados en una fiducia, a la espera de que se ponga en marcha el comité técnico del que hace parte la administración distrital y ha hecho caso omiso.

Aseguran que las acciones puntuales de protección al medio ambiente se vienen cumpliendo de la mejor forma con Cardique y se ha avanzado de la mejor manera. La misiva firmada por 23 representantes de las comunidades insulares se ha hecho llegar a la Procuraduría, a las autoridades marítimas y portuarias, a las autoridades ambientales, distritales y demás.

Los nativos y comunidades afectadas están listas y se ultiman los detalles para hacer de esta una actividad que redunde en el bienestar de estas comunidades y promueva igualmente la protección de la bahía, teniendo en cuenta el más reciente fallo del Consejo de Estado, promovido por una acción popular que interpuso el Ministerio Público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *