Un año diferente es el que ha marcado el 2020 para la escogencia del empresario del año. Las ganancias y los negocios exitosos pasaron por momentos a un segundo plano y todo se enfocó en una crisis generada por una pandemia que permitió afrontar el reto de seguir adelante en medio de la crisis. Términos como resiliencia comenzaron a jugar un papel determinante entre los empresarios y los colombianos de bien que decidieron no dar la espalda y seguir firmes hacia delante.

Y en medio de la coyuntura, La República elegirá el empresario del año, labora que viene cumpliendo desde el 2003. En esta oportunidad se hará una edición especial en la que se reconocerá la labor de seis ejecutivos en lugar de uno. Será un empresario por cada zona económica; teniendo en cuenta los negocios que realizó la compañía que dirige, sus iniciativas de innovación y sus planes de responsabilidad social en medio de la pandemia.

En la Zona Caribe se destaca la labor que ha venido desempeñando Cristian Daes, fundador y COO de Tecnoglass. La titánica acción adelantada por el empresario barranquillero durante la pandemia el año anterior permitió entregar a las comunidades cerca de 40 mil mercados; 1200 toneladas de yuca, ñame y patilla, 200 toneladas de papa. Todo comprado a precio justo al campesinado.

Daes ha entregado a la capital del Atlántico dos monumentos con los que se promueven el orgullo y la identidad barranquillera; entre ellos, la Ventana al Mundo, una estructura hecha principalmente en vidrio y aluminio, los materiales con los que trabaja la empresa. Además sostuvo el sueldo de seis mil empleados durante los meses del confinamiento e incremento el salario de sus empleados.

En su momento afirmó al diario El Tiempo, lleno de orgullo, que a Tecnoglass siempre le compraban por su calidad y no por su precio, y eso era lo que se habían planteado desde el principio, que el poder estaba en la calidad. Su frase de batalla es que cuando le cierran las puertas, ellos abren las ventanas. Una frase que tiene una profundidad que se advierte en la gestión social que hace su compañía.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *