Los múltiples procesos que afronta la exzarina anticorrupción y que viene siendo investigados por la Fiscalía General de la Nación se convierten en este momento en el principal obstáculo para las aspiraciones políticas de la exzarina anticorrupción de la administración Dau, Lidy Ramírez.

El portal la Silla Vacía en una reciente publicación sostuvo que Ramírez se convierte en la pieza clave de Dau para que su movimiento político llegue a la Cámara de Representantes. Sin embargo, la Fiscalía viene adelantando las respectivas investigaciones a procesos que la vinculan presuntamente entre otros con amenazas y usurpación de funciones en el Departamento Administrativo Distrital de Salud, DADIS.

Lo que se ha conocido es que en los próximos días el ente investigador estaría llamando a Ramírez a rendir indagatoria en uno de los tantos procesos que se le siguen. Jaqueline Perea Blanco, líder social, precisó que esta vinculación a uno de ellos se convierte en un avance de las múltiples denuncias que se han venido haciendo con las debidas pruebas.

Perea Blanco señaló que no se entiende cómo las investigaciones que Lidy Ramírez tiene en la Procuraduría, en la Personería, en la Contraloría por presunto detrimento fiscal y en la Fiscalía en este momento no avanzan. “Esta vinculación le podría frenar cualquier aspiración en lo público y esperamos que en los próximos días se puedan dar los resultados que estamos esperando los ciudadanos”, precisó Perea Blanco.

Líderes en la ciudad coinciden en señalar que muchos de los actos de corrupción en los que ha incurrido la administración Dau tendrían presuntamente relación con Lidy Ramírez y se hace necesario que los entes de control actúen con base en las pruebas que se han presentado y que así lo evidencian.

“Las pruebas que se han presentado son claras y permiten demostrar que ella está vinculada a los actos de corrupción en esta administración. No hay peor ciego que aquel que no quiere ver”, concluyó uno de los líderes consultados por este portal.

Dos de los actos de corrupción que permanecen en la memoria de los cartageneros quedaron expuestos públicamente con las personas que manejaban una estrecha relación con el mandatario distrital. Es decir, la exprimera dama Cynthia Pérez Amador y Lidy Ramírez quienes tuvieron que salir de sus cargos porque presuntamente no pudieron acreditar sus títulos académicos y experiencia para acceder a los cargos que fueron asignados.

Por su parte, la líder Eva Durán, trasladó el debate al ámbito político y manifestó que la posible protección que le han podido garantizar los entes de control dejan claro que es una muestra fehaciente que Lidy Ramírez cuenta con la protección del Centro Democrático. “Solamente los uribistas cuentan con este amparo y ella tiene la misión de acabar con la campaña de la izquierda”, precisó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *