En ejemplos tan claros y fehacientes como la actitud o posición que asume el Distrito frente a temas como el que afronta la comunidad de El Laguito es donde queda en evidencia la incapacidad de la administración y, se entiende entonces que situaciones como estas, son el fiel reflejo de la última posición que ocupa la ciudad en materia de competitividad ambiental, según el estudio de la Universidad del Rosario.

De 32 ciudades que se tienen en cuenta, Cartagena es la última, con un índice del 2,98 %; es decir que es muy poco lo que se ha hecho en materia ambiental para rescatar la ciudad y ponerla al nivel de Bogotá D.C o San José del Guaviare y Florencia que ocupan las primeras posiciones con puntajes de 7,27, 6,82 y 6,34 sobre 10.

El estudio revela que la capital del país es primera en este pilar y se destaca por tener la mejor puntuación en el índice municipal de gestión del riesgo. Adicionalmente, es tercero en áreas protegidas con un puntaje de 9,32 sobre 10. La carencia de un serio plan de Manejo Ambiental y el no tener en cuenta que este factor en materia de competitividad marca la diferencia en la orbe mundial, deja muy mal parada a la ciudad con el resto del país.

Con relación a las ciudades de la costa, el estudio revela que la primera ciudad competitiva en materia ambiental es Montería con un índice del 5,41 %; seguida por Barranquilla y Santa Marta.

A los serios problemas que afronta la ciudad se le suma la falta de compromisos por parte de una administración que no ha hecho de lo ambiental algo vital en su agenda de trabajo, aseguran los expertos y entendidos en la materia. “Aquí solo vemos esfuerzos individuales y trabajos esporádicos de una que otra fundación que se convierten en un trabajo que no va a redundar en el beneficio de una ciudad que está llamada a estar en los primeros lugares”, precisan.

Señalan que se requieren acciones claras y contundentes que pasan por la puesta en marcha y la implementación de excelentes servicios públicos, de tener el norte claro de que en todos los megaproyectos que se tienen previstos para la ciudad este será un factor determinante puesto que hoy fenómenos como el cambio climático terminarán por afectar la ciudad.

Hoy más que nunca, es necesario que se plantee la necesidad de la implementación de un proyecto como la Protección Costera que le permitirá a Cartagena proyectarse y mostrarse como una ciudad competitiva. “No podemos ser competitivos si el factor ambiental no se tiene en cuenta en la agenda y uno se pregunta qué están haciendo entidades como el EPA. Es hora de que se cuestionen y se pellizquen para que podamos salir de ese último lugar en el que nos encontramos. Se requiere de un trabajo y un compromiso serio por parte de las entidades medio ambientales”, precisó Julio Ortega Blanco.

Según el estudio de la Universidad del Rosario con este se pretende que el Índice de Competitividad de Ciudades se ofrezca información pertinente, robusta y confiable para que las ciudades puedan tomar decisiones de política pública acertadas en materia de productividad, responder eficientemente frente a posibles crisis y aprovechar el advenimiento de la cuarta revolución industrial, todo esto basado en evidencia.

En esta versión, a partir de un trabajo riguroso, se logró por primera vez en tres ediciones presentar los resultados generales, y para cada uno de los 13 pilares del ICC 2020, para las 32 ciudades capitales de cada departamento, desagregadas en 25 ciudades y 7 áreas metropolitanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *